“Durmiendo con el enemigo”… Por Octavio Huachani Sánchez

0
204

No pudieron elegir peor momento. Justo en momentos que el Presidente de República Pedro Pablo Kuczynski y sus ministros se encuentran lidiando con una ola de huelgas, Gilbert Violeta y Salvador Heresi, quienes además de congresistas son nada más ni nada menos, presidente y secretario general de Peruanos por el Kambio (PPK), salen a los medios a declarar que es necesario hacer cambios en el gabinete ministerial porque “es un “clamor ciudadano que le haría bien al gobierno”.

Heresi indico que aunque los parlamentarios son respetuosos de las decisiones que tome el presidente Pedro Pablo Kuczynski, “Lo que no podemos hacer es escondernos debajo de la cama”. Violeta por su parte dijo que Kuczynski (PPK) debe realizar ajustes en el Gabinete Ministerial, que lidera el economista Fernando Zavala. Aclaró que se trataba de una sugerencia basada en lo que pasa en el país, y que el primer ministro Zavala tiene la potestad de aceptarla o no.

Finalmente señaló que los cambios no solo deben realizarse en relación a personas, sino también en lo que respecta a la dirección política del Ejecutivo. Más inoportunos imposible.
Como se sabe Kuczynski y la ministra de Educación Marilú Martens sostendrán hoy en Palacio de Gobierno una reunión con los dirigentes del Sutep; cita a la que también asistirán los voceros de todas las bancadas del Congreso. Se espera encontrar una solución a la prolongada huelga de los profesores que lleva ya más de 65 días.

Por otro lado, el Ejecutivo ha logrado capear algunas huelgas que también mantuvieron en jaque a algunos de sus ministros.

En el sector salud además de solucionar la huelga de médicos se llegó a un acuerdo con las obstetras . En ambos casos aceptaron un aumento progresivo de sus sueldos a partir del 1 de enero del 2018. Todavía está pendiente la huelga de los médicos y trabajadores de la Morgue Central de Lima.

Como cereza de torta, los trabajadores del Poder Judicial realizaron un paro de 48 horas que culminó ayer. Ellos exigen una nueva escala remunerativa y ser excluidos de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir).

La ola de huelgas que afecta al país ha puesto en evidencia la impericia política de su “Gabinete de Lujo” y que la tecnocracia no basta para manejar un país. Es sumamente necesario asumir el liderazgo que pueda ayudar a recuperar el apoyo popular. Lo contrario será fatal.