Congresista Lombardi pide al gobierno promover la lectura en el Perú

0
172

En el Día del Idioma Castellano, el congresista Güido Lombardi (BL), pidió al gobierno pensar en mecanismos de promoción de la lectura y la cultura y consideró que en el Perú se avanza por buen camino, pero que aún falta camino que recorrer.

“Estamos avanzando en este objetivo porque hay voluntad para concertar medidas a favor y en beneficio de todos”, expresó el legislador, quien organizó el martes 23 la mesa de trabajo “Beneficios tributarios de la Ley del Libro, evaluación de alternativas”.

Lombardi Elías consideró que hay una evaluación positiva de la lectura en el sentido de que está aumentando, en comparación a los años 50, porque los soportes electrónicos de hoy permiten que no pase inadvertida para los jóvenes.

Frente a la dinamización e impacto de las redes sociales y a la opción de las lecturas más cortas, hoy la lectura es más segmentada y los soportes electrónicos complementan esta actividad. “El libro físico no va a desaparecer, pero sí va a tener competencia para un cierto sector de la gente”, manifestó.

El congresista de Bancada Liberal adelantó que de los insumos recibidos durante la mesa de trabajo sacará otros para lograr prorrogar la vigencia de la Ley del Libro.

Lombardi Elías encontró la existencia de posiciones discrepantes entre los sectores interesados en la recaudación, como el MEF y la Sunat; y los de la promoción de la lectura, como el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional.

“Por eso le pregunto a la Sunat si es que cobran a quien compra un libro en Amazon a través de Ibooks. Si no pueden cobrar a quien compra ese libro, por qué van a cobrar a quien compra un libro en físico”, anotó.

Destacó que durante un viaje a Colombia se quedó impresionado del impacto positivo que ha tenido en su población la promoción de la lectura.

Al evento de hoy concurrieron especialistas de distintos sectores, entre ellos Luis Ferreyros Sifuentes, de la Dirección General de Política de Ingresos Públicos del Ministerio de Economía y Finanzas; Pedro Villa Gamarra, director de Contenidos de la Cámara Peruana del Libro; Feliz Lossio Chávez, director nacional de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura.

Asimismo, Milagros del Rosario Delgado Pissil, de la Dirección de Gestión de las Colecciones de la Biblioteca Nacional del Perú; y Domingo Neyra López, de la Superintendencia Nacional de Estrategias y Riesgos (Sunat).

Ferreyros Sifuentes, por su lado, recomendó transparencia y control de los tributos que se deja de pagar con la aplicación de la Ley N° 28086 promulgada en el 2003.

Dijo que el portafolio para el que trabaja busca eficiencia en el gasto, en los beneficios que se dan y buscar el “apalancamiento”, es decir, hacer mucho con escasos recursos y buscarlos a través de convenios, entre otros medios.

Villa Gamarra, de la Cámara Peruana del Libro, dijo que hoy hay más lectura en el país, en particular en Lima y que un indicador importante es la participación de la gente en las ferias y, otro, el aumento de la publicación de títulos.

Señaló que alrededor de 40 mil personas trabajan en la industria del libro y que la política tributaria no puede considerar de igual manera a este sector porque contribuye con la cultura, la identidad y la sociedad en su conjunto.

Además, es un referente importante económico y que un 60 por ciento de las editoras son micro y pequeñas empresas. En esa línea planteó que los beneficios tributarios sean permanentes para estimular la creatividad, la cultura, la identidad, entre otros valores.

Similar posición fue la de Lossio Chávez, del Ministerio de Cultura, quien indicó que comprende la preocupación de ahorro por parte del Estado, pero que es necesario distinguir a un sector que estimula el conocimiento, la capacidad de crear, de producir. También es necesario el control y la transparencia.