“Sutep: una lucha por el poder político y económico” Por Octavio Huachani Sánchez

0
215

Nunca tuvieron preocupación por elevar la calidad de enseñanza de los educandos ni mejorar la infraestructura de los locales escolares. Su estrategia tenía dos objetivos, políticos ambos.

En primer lugar dejar fuera de carrera al Sutep-Patria Roja de Rolando Breña Pantoja, cosa que lo han logrado, y  segundo; quizás el principal, poner oficialmente en la escena política al Sutep-Conare, objetivo que no han logrado. Pues para ello era primordial  negociar directamente con la ministra de Educación Marilú Martens lo que les hubiera significado un reconocimiento tácito del gobierno como los representantes oficiales de los profesores del país.

Esta intención quedó evidenciada en la primera reunión que tuvieron con los parlamentarios mediadores donde, además de exponer sus demandas salariales, los dirigentes exigieron que sus bases regionales sean reconocidas pedido que lo congresistas les aclararon que ese era un tema que les correspondía solucionar a ellos mismos y no al Congreso.

Y por ello cuando todo quedó listo para firmar el acuerdo y levantar la huelga los dirigentes reclamaron la presencia de la ministra Martens para hacerlo.

¿Qué pasó? ¿Qué es lo que realmente persiguen los dirigentes?

Al respecto Rolando Breña Pantoja, secretario general del Partido Comunista del Perú-Patria Roja, señaló que su facción siempre ha liderado la lucha magisterial de manera oficial. “Los dirigentes que

ahora protagonizan esta prolongada huelga persiguen estrictamente objetivos políticos, como la desaparición de su partido”.

En respuesta uno de los dirigentes de los huelguistas señaló que Patria  Roja  es  una organización  que  utiliza lenguaje y ropaje político  de  izquierda  para  esconder,  en vano su cuantioso patrimonio empresarial sobre la Derrama Magisterial considerada una de 500 empresas más grandes del país.

Según se supo la  Derrama Magisterial maneja  un presupuesto anual que supera los 500 millones de soles. La misma fuente indicó que los docentes aportan 40 millones al año y que un 60% de ese monto son utilizados para otorgar préstamos a los propios maestros cuyos intereses son mayores al del Banco de la Nación.

Los dirigentes de Patria Roja llevan más de 30 años manejando los fondos de la Derrama Magisterial. Y han logrado mantenerse usando la experiencia ganada en su paso por la política de la que se ha alejado para participar solo en las elecciones magisteriales. Con suma habilidad han logrado que algunos de sus dirigentes ocupen cargos dentro del Minedu. Por ejemplo Yomar Meléndez Rosas, miembro de CEN de Patria Roja fue asesor principal del ex ministro Jaime Saavedra y jefe de la recién creada Oficina de Diálogo del Minedu, con un sueldo superior a los S/.15 mil.

Desde ese cargo no solo propició una ley que  otorgaba 50 licencias sindicales para los dirigentes de Patria Roja sino además lograba mejores negociaciones con el Sutep evitando molestosas huelgas.

Mientras esa lucha interesada entre los dirigentes continúa, un informe del Foro Económico Mundial indica que ocupamos el puesto 131 (sobre 138 países) en calidad del sistema educativo. Un lugar nada honroso pero que al parecer a los maestros huelguistas no les preocupa.