Pérdida de orina: Todo lo que debes saber!

0
999

La incontinencia urinaria es un problema que, normalmente, asociamos con el proceso de envejecimiento. Si bien la mayoría de los casos se presentan entre las personas de edad avanzada, no se trata de un problema que sea exclusivo de la vejez ni inherente a ella.

La incontinencia urinaria daña la capacidad de retener la orina lo que lleva a que ocurran pérdidas involuntarias de la misma. Según la frecuencia de estas pérdidas, la incontinencia será temporal o crónica. Este problema afecta tanto a hombres como a mujeres. No obstante, quienes la padecen, muy a menudo, lo hacen en silencio y se avergüenzan por ello ya que ven reducida su autonomía, limitan sus actividades y esto afecta su calidad de vida y su autoestima. Piensan que es parte del proceso de envejecimiento por lo que no acuden al médico.

Si bien es común que la incontinencia urinaria aparezca en personas de edad avanzada, también puede presentarse en personas de cualquier edad. El 50% de las mujeres por encima de los 18 años pueden llegar a tener un grado de escape de orina y 1 de cada 5 hombres puede llegar a presentarlo también.

Las causas varían de acuerdo a su frecuencia de aparición. Cuando es ocasional se puede deber a esfuerzos físicos, alimentos o bebidas como el alcohol o la cafeína, que actúan como diuréticos. También el empleo de fármacos para la presión arterial o los sedantes pueden producir este efecto. Asimismo, puede aparecer en caso de infecciones urinarias o estreñimiento.
Si la molestia es persistente será necesario acudir al médico ya que la causa podría ser un trastorno más complejo. Desde cambios y envejecimiento del músculo de la vejiga, pasando por la menopausia, las obstrucciones en las vías urinarias, algunos problemas neurológicos o como efecto secundario de un tratamiento para el cáncer de próstata.

Mientras que en los hombres la incontinencia está asociada a la edad o el aumento del tamaño de la próstata; en las mujeres, el sobrepeso y la obesidad son los principales factores de riesgo; seguidos por las infecciones urinarias de repetición, problemas en el parto y la menopausia. Otros factores como el consumo de tabaco y antecedentes familiares afectan también por igual a hombres y mujeres. A continuación algunas recomendaciones para mejorar o prevenir la incontinencia urinaria:

1. Trata de mantener un peso apropiado
2. Evita ingerir sustancias como el café, alcohol o alimentos que contengan mucho ácido ya que puede irritar la vejiga y aumentar el riesgo de sufrir perdida de orina.
3. El estreñimiento crónico propicia la aparición de pérdidas; para evitarlo consume 25 gramos de fibra al día en forma de cereales integrales, frutas y verduras frescas.
4. Evita los deportes de alto impacto ya que, puede favorecer la aparición de pérdidas de orina. Sin embargo, recuerda que el sedentarismo también aumenta el riesgo de padecer incontinencia.
5. No olvides visitar al especialista regularmente.