Inaigem: incendios forestales contribuyen a deshielo de glaciares

0
1425

En la región Áncash se han reportado más 50 siniestros

 Los más de 50 incendios que se presentan hasta el momento en Áncash pueden afectar los glaciares que existen en este departamento, advirtió hoy el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem).
El director de Investigación en Glaciares del Inaigem, Jesús Gómez López, explicó que los vientos pueden ocasionar que las cenizas originadas por la quema de pastizales o hectáreas de cultivo se asienten sobre los glaciares.

En la región Áncash se han reportado más de 50 incendios forestales provocados por la población.

“Este material o ceniza que se deposita en el glaciar se convierte en un cuerpo negro para el hielo y por ser un cuerpo de color negro, lo que hace es almacenar la energía calorífica del Sol para que en el momento en que baja la temperatura esa energía es liberada y produce la fusión de la nieve o del hielo”, explicó.
Por ello, agregó el especialista, “encontramos en los nevados una deglaciación muy alta, producto de los incendios”.
Gómez lamentó que la gran parte de siniestros forestales que se han reportado hasta el momento hayan sido producidos por los mismos pobladores.
En ese sentido, consideró importante incidir en acciones de sensibilización para ir desterrando la costumbre ancestral de quemar pastizales, con el objetivo de atraer la lluvia.
“La gente del campo quema los rastrojos para preparar sus terrenos; muchas veces no lo hacen de manera controlada y en algún momento se les escapa de las manos la situación y ocasionan incendios que afectan no solo las zonas agrícolas, sino también la cercana al Parque [Nacional Huascarán]”, explicó.
Al estar cerca de los glaciares ocasiona que se produzca mayor deshielo, enfatizó Gómez.

Investigaciones

El Inaigem investiga el impacto de las partículas del carbono negro que se quedan instaladas en las masas glaciares. Si bien el retroceso de los glaciares obedece a otros factores globales, estas prácticas incrementan, de alguna manera, las zonas vulnerables a la pérdida de masa glaciar.
Dichas investigaciones se pondrán al alcance de la población conforme vayan avanzando, sostuvo Ronald Concha Niño de Guzmán, especialista del Inaigem.
“Si queremos preservar nuestros glaciares tenemos que ser conscientes de no ocasionar incendios. Está en nuestras manos”, concluyó.
(Fuente: Andina)