ACCIONA promueve la gestión del Ciclo Integral del Agua

0
341
  • El Ciclo Integral del Agua es una propuesta de la empresa ACCIONA para promover un segundo uso a las aguas servidas, destinándolas a tareas de regadío para la agricultura o las áreas verdes, entre otras aplicaciones que forman parte de los lineamientos de la ingeniería sanitaria moderna.

Según la UNESCO, dentro de 31 años los habitantes del mundo enfrentaremos una gran escasez de agua que afectaría a 5,700 millones de personas; y en el Perú, estamos a 6 años de sufrir un estrés hídrico permanente, de acuerdo a las proyecciones de la Organización Internacional del Agua.

Vale la pena recordar estas cifras a pocos días de celebrarse el Día Mundial del Medio Ambiente, el cual tiene lugar cada 05 de junio desde que fuera instaurada por la ONU en 1974, a fin de sensibilizar a la población mundial acerca de los temas ambientales, intensificando así la atención y la acción política hacia estos importantes asuntos.

Precisamente, uno de los temas de mayor importancia en el plano medioambiental es el cuidado del agua, con miras a garantizar este recurso básico para nuestra supervivencia en el futuro, tomando en cuenta que para el 2050 se estima que la población global alcance los 9,800 millones de habitantes, de los cuales solo 4, 100 millones de personas podrán acceder a este líquido vital.

En ese contexto, ACCIONA viene promoviendo una iniciativa que busca fomentar la gestión del Ciclo Integral del Agua, con el fin de asegurar la sostenibilidad de este recurso de la mano con la reutilización del agua usada. La propuesta se enfoca en el tratamiento de aguas residuales, dándoles un segundo uso ya sea en el diseño de proyectos innovadores y con foco en la reutilización de sus efluentes, como a través de los requerimientos de saneamiento por parte del Estado.

Por ejemplo, las aguas servidas depuradas pueden utilizarse como insumo para el riego de áreas verdes, e incluso su uso controlado podría ser un gran aporte para la agricultura, ya que esta actividad consume entre el 70% y el 95% de toda el agua que se consume en el mundo.

Asimismo, existen diversos proyectos a nivel mundial (por ejemplo, WATINTECH) que se enfocan en convertir los residuos de la depuración en productos anticorrosivos o neutralizadores de olores para las redes de aguas residuales. Además, estos proyectos contribuyen a aumentar la cantidad de agua tratada apta para su reutilización, e incluso algunos generan energía para el funcionamiento de las plantas potabilizadoras o depuradoras.

De igual forma, el tratamiento de los residuos sólidos o lodos que son separados de las aguas residuales durante la depuración puede generar nuevos recursos para sectores con alta demanda, como el agrícola. En Lima, la Concesionaria La Chira, liderada por Acciona, construyó en el 2016, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales La Chira (en el distrito de Chorrillos) y está a cargo de la gestión operativa de la obra por un período de 25 años, la cual depura las aguas negras de 12 distritos de Lima. El proyecto ha sido citado como caso de éxito en el ámbito internacional académico y de la ingeniería por su aporte en materia de sostenibilidad a la preservación de los recursos marítimos.

En nuestro país ya existe la disponibilidad de tecnologías innovadoras para que las plantas potabilizadoras y depuradoras contemplen procedimientos avanzados que permitan el reciclaje del recurso hídrico.

Tal escenario resulta muy prometedor si sabemos que a la fecha, según la Autoridad Nacional del Agua (ANA), la cobertura de depuración de aguas negras a nivel nacional solo alcanza el 48% fuera de Lima-Callao (incluyendo a estas regiones el porcentaje llega a 70%); mientras que de las 336 PTAR’s registradas en 2016, solo 159 reutilizan sus efluentes en el riego agrícola y de áreas verdes. Es decir, más de la mitad de estas plantas necesitaría introducir nuevos procesos para reutilizar las aguas residuales y/o sus derivados, sin contar con el hecho de que el 48% de las ciudades en el Perú no tiene ninguna PTAR.

ACCIONA en Perú

ACCIONA construyó y opera la primera planta de desalación por osmosis inversa de carácter industrial en el Perú: la desaladora de Talara. La planta, cuya capacidad es de 2.200 m3/día, fue edificada por la compañía para la refinería Petroperú (en la misma ciudad) a fines del 2002.

Entre otros proyectos de gran envergadura en Lima, que ha construido y actualmente opera la compañía es la PTAR La Chira. Asimismo, este año Acciona se adjudicó el contrato para la construcción de un sistema de bombeo de relaves para la planta concentradora del proyecto minero Antamina, ubicado en la provincia de Huari de la región de Ancash, que permitirá asegurar y garantizar su continuidad operacional y niveles de producción.

Además obtuvo un nuevo contrato para la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Pachacútec, en el distrito de Ventanilla, en Lima.

Una vez en funcionamiento, el proyecto mejorará -en el año horizonte- las actuales condiciones sanitarias y ambientales de 320.000 habitantes, de 135 Asentamientos Humanos del Macro Proyecto Pachacútec.

ACCIONA es una de las empresas mundiales líderes en la gestión del ciclo integral del agua a través de plantas de tratamiento de agua potable, desaladoras, plantas de tratamiento de aguas residuales y tratamientos terciarios para la reutilización del agua. Proporciona soluciones globales que contribuyen a la sostenibilidad en el sector del agua a través de la innovación en el diseño, construcción y operación de plantas. www.acciona-agua.com