Renueva tu baño con los nuevos colores de Rust-Oleum

0
285
  • Dale un toque distinto al espacio personal más importante después del dormitorio. Rust-Oleum, el mejor aliado para decorar y renovar tu hogar, tiene los colores ideales para reinventar el baño de casa.

El otoño ha llegado y los colores sobrios son los protagonistas, un aspecto a tomar en cuenta al momento de renovar uno de los espacios dónde más nos relajamos, ya sea al inicio o al final del día. Antes o después de trabajar, pasamos mucho tiempo en el baño, por lo cual su aspecto y decoración es importante. Los detalles importan y Rust-Oleum lo sabe, por ello es tu mejor aliado para decorar y renovar tu hogar.

Nada más relajante que una refrescante ducha para iniciar el día o un buen baño al final del mismo. El estrés nos obliga a buscar momentos de relax, por lo que la decoración del ambiente también es clave. Con los nuevos colores de Chalked, la pintura tizada de Rust-Oleum, podemos renovar las repisas de madera sobre las que descansan el shampoo, las cremas y demás utensilios de baño.

Antes de aplicar la pintura sobre las repisas no es necesario lijar la superficie, pero sí asegurarnos de que ésta se encuentre limpia, luego de esto puedes aplicar directamente cualquiera de los nuevos colores Chalked, ya sea el color verde estanque o azul costeño.

El baño se convierte en el espacio ideal de relax tras una larga jornada de trabajo, por lo que otro gran detalle a considerar es cómo nos vemos en él. Por ello renovar el espejo frente al que nos miramos después de lavarnos la cara o nos cepillamos los dientes es importante también. Si es uno de madera, podemos darle un toque distinto a los bordes con la pintura tizada de Rust-Oleum. Utilizando el mismo color que para las repisas, podremos convertir este ambiente en un spa.

Rust-Oleum, el mejor aliado para decorar y renovar tu hogar, te acompaña en cada ambiente de tu casa para que cada recuerdo y/o experiencia tenga la mejor decoración.

Realiza tu proyecto paso a paso

1.- Preparación del objeto: Es importante que antes de empezar a pintar, tu objeto se encuentre limpio, desengrasado, libre de polvo y seco. De esta manera, lograrás un acabado más resistente y duradero. Si ya posee pintura anterior es ideal lijar suavemente sólo para desprender la pintura suelta o descascarada que pueda tener. No es necesario quitar el color anterior.

2.- Cómo pintar: Agita el envase antes de usar y lee con atención las instrucciones que aparecen al dorso. Comienza a pintar con movimientos suaves de ida y vuelta, empezando y terminando siempre fuera del objeto. La clave es mantener un ritmo parejo y aplicar varias capas delgadas, manteniendo el aerosol a 20 o 25cm de distancia del objeto a pintar.

3.- Proceso de secado: Solo tienes que esperar entre 5 a 10 minutos entre cada capa, porque siempre debes pintar cuando el objeto está húmedo. En 20 minutos tu proyecto estará seco al tacto y en una hora podrás manipularlo. Si necesitas aplicar otra capa extra, hazlo dentro de la primera hora o después de 24 horas, para asegurar una buena adhesión de la pintura. Antes de utilizar el objeto con normalidad, es recomendable esperar 48 horas para permitir que la pintura cure por completo.