Logran que más de nueve mil niñas, niños y adolescentes retornen a su hogar

0
54

Además, este año se atendieron los casos de niñas, niños y adolescentes venezolanos migrantes en nuestro país

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) logró que 9,116 niñas, niños y adolescentes que vivían en condiciones de riesgo regresen con sus familias, luego de haberse incrementado los factores de protección en su entorno familiar, con el apoyo de los especialistas de la Unidad de Protección Especial (UPE), en los últimos 5 años.

Los factores de protección son todas las condiciones o situaciones que se relacionan con la alimentación, los cuidados del sueño, el aseo personal, y en general, con la supervivencia así como lo relacionado a los vínculos afectivos e interacciones personales de las niñas, niños y adolescentes.

Durante el periodo 2013 y julio de 2018, el mayor porcentaje de casos se dio en las regiones de Lima (Lima, Lima Este y Lima Norte – Callao), Cusco, Arequipa, Junín, Madre de Dios y Piura.

Detrás de estas cifras destaca la importante labor de los especialistas de la UPE, quienes elaboran e implementan un plan de trabajo individual para cada niña, niño y adolescente, identificando factores de protección y desprotección en su entorno familiar.

Para ello, las UPE implementan un conjunto de acciones, por ejemplo, talleres con sus familias, visitas domiciliarias, articulación con servicios o programas sociales, además de evaluaciones psicológicas y sociales. Luego de constatar un entorno de protección, los familiares firman un acta de compromiso, por el cual se responsabilizan en velar por las niñas, niños y adolescentes a su cargo.

A la fecha existen doce UPE en las regiones de Lima, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Junín, Loreto, Madre de Dios y Piura. Además, recientemente se crearon dos sedes: Tacna y Tumbes, esta última inaugurada por el Presidente de la República, Martín Vizcarra, y la ministra de la Mujer, Ana María Mendieta.

El MIMP reafirma su compromiso con la niñez y adolescencia, y continúa con su labor para garantizar la protección y respeto de sus derechos.