“Madres más famosas de la historia” Por José Luis Vargas Sifuentes

0
621

En estos días del año dedicados a agradecer por todo lo que nos dieron nuestras madres, independientemente de su amor incondicional, lecciones de vida o su cuidado y crianza desde que éramos bebés. En celebración de las heroínas olvidadas de nuestro mundo, recordamos a algunas de las mejores mamás de la historia:

Marie Curie (1867-1934)

image.png

La científica Marie Curie es más conocida por ser la primera mujer en ganar un Premio Nobel; sin embargo, también crio a dos hijas pequeñas después de que su esposo muriera en un accidente en 1906. La importancia del trabajo duro que les inculcó hizo que una de ellas, Irene Joliot-Curie, ganara un Premio Nobel de Química junto con su esposo por su trabajo sobre radioactividad. La filosofía de Marie Curie cuando se trataba de sus hijos era que realizaran un trabajo serio, fueran independientes y se abstuvieran de divertirse en la vida. Dicho esto, ella nunca las empujó a seguir la ciencia como una carrera profesional.

Sojourner Truth (1797-1883)

image.png

Esta señora y su hija escaparon de la esclavitud en 1826 después de huir del condado de Ulster, Nueva York. Su hijo de cinco años, Peter, no tuvo tanta suerte y fue vendido ilegalmente a un hombre en Alabama. Sojourner Truth logró recaudar dinero para un abogado, presentar una denuncia ante un tribunal y liberar con éxito a su hijo de la esclavitud. Fue un caso histórico, marcando la primera vez que una mujer negra demandó con éxito a un hombre blanco en la corte. Ella se convirtió en una predicadora cristiana en la ciudad de Nueva York, hablando de la Biblia, la abolición y el sufragio de las mujeres.

Abigail Adams (1744-1818)

image.png

La esposa del presidente John Adams fue la segunda Primera Dama de los Estados Unidos. El presidente solía ausentarse debido a compromisos laborales, por lo que a menudo ella dirigía la granja familiar, escribía cartas a favor de la igualdad de derechos para las mujeres y la abolición de la esclavitud, e incluso educaba a los cinco hijos que sobrevivieron hasta la infancia. Uno de esos niños fue John Quincy Adams, quien también sería presidente y escribió estas efusivas palabras sobre su madre: “Mi madre era un ángel sobre la tierra. Ella fue una ministra de bendición para todos los seres humanos dentro de su esfera de acción. Su corazón era la morada de la pureza celestial… Ella era la verdadera personificación de la virtud femenina, de la piedad, de la caridad, de la benevolencia siempre activa y nunca intermitente.”

Irena Sendler (1910-2008)

image.png

Irena Sender ayudó a contrabandear a más de 2,500 niños judíos del gueto de Varsovia durante el Holocausto mientras trabajaba para el Departamento de Bienestar Social de Varsovia. Les dio a los niños documentos de identificación falsos e identidades temporales no judías. A pesar de usar el nombre en clave Jolanta para ocultar sus actividades, Sendler fue capturada por los nazis, quienes la arrestaron, la torturaron y la condenaron a muerte. La Gestapo fue sobornada para perdonarla y sobrevivió a la guerra. No cedió ni una sola información sobre el paradero de los niños a los que ayudó a escapar. Vivió cerca de los 100 años y recibió el galardón de la Orden de los blancos polacos en 2003 por su valentía.

Kathy Headlee

image.png

Esta madre de siete hijos creó una organización llamada Mothers Without Borders en 1992, que se creó para ayudar a los niños huérfanos de todo el mundo. Su primera misión fue dirigirse a Rumanía para distribuir suministros de socorro a los orfanatos y capacitar a voluntarios locales en el cuidado. La organización que ella fundó ha ayudado a niños en Bolivia, Bosnia, Guatemala, India, México, Zimbabue, Uganda y Nepal.

Hoelun

image.png

Hoelun era la madre del emperador mongol Genghis Khan. Pasó de ser una marginada a asesora del mayor imperio contiguo en la historia del mundo. Fue capturada y obligada a casarse con Yesukhei, el líder de un clan menor, y dio a luz a Genghis Khan.  Tras el asesinato de Yesukhei, ella fue expulsada de su clan y obligada a buscar comida en las estepas de Mongolia. Hoelun inmediatamente se hizo cargo del grupo y comenzó a correr de un lado a otro del valle del río Onon recolectando raíces, bayas y mijo para alimentar a sus hijos. A medida que los niños crecieron, aprendieron a cazar y pescar en las montañas de Khentii en el norte de Mongolia, mejorando considerablemente la situación de la familia. Ella enseñó a sus hijos los fundamentos de la unidad y el apoyo mutuo, y también se ocupó de los huérfanos de guerra bajo las órdenes de su hijo, adoptándolos e incorporándolos a la familia como parte de una política inclusiva destinada a crear lealtad entre las tribus conquistadas. (Continúa)

Fuente: Todo-Mail