Destinan menos del uno por ciento para investigar

0
225
INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA PARA LA COMPETIVIDAD AGRARIA Viceministro de Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura, Pablo Quijandría, expone en sesión de la Comisión de Ciencia, que preside el congresista César Segura, sobre innovación y tecnología para la competitividad agraria.

El Perú solo tiene 339 investigadores en temas de innovación agraria y el porcentaje del PBI que el Estado destina a esa actividad es el 0,35%, según información proporcionada por el viceministro de Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura, Pablo Quijandría Salmón.

El funcionario se presentó el martes 17 en la Comisión de Ciencia y Tecnología, que previamente presentó el dictamen del proyecto de ley que declara de necesidad pública y de interés nacional la creación, implementación y promoción de ecosistemas tecnológicos innovadores, para su próxima aprobación.

Este instrumento permitirá interactuar entre los usuarios (universidades, institutos tecnológicos y otros centros) para generar proyectos innovadores que salgan al mercado y respondan a necesidades reales para su implementación.

La labor de investigación del sector está a cargo del INIA (Instituto Nacional de Innovación Agraria), que es la autoridad técnico normativa en materia de semillas, seguridad de la biotecnología moderna, registro nacional de papa nativa peruana, camélidos sudamericanos domésticos, y otros.

De igual forma, el INIA es el organismo responsable de la investigación, transferencia de tecnología y asistencia técnica, pero con los escasos recursos ha originado que haya un limitado acceso de los pequeños productores agropecuarios a los servicios de transferencia de tecnología y asistencia técnica.

En su exposición, Quijandría informó sobre los Centros Experimentales en las regiones del país que hacen investigación sobre los principales cultivos peruanos: arroz, maíz, trigo, cultivos andinos y frutales y hortalizas.

Dando cifras, el viceministro informó que se ha capacitado a 122 mil productores y dado asistencia técnica a 15,600 y servicios de laboratorio y otra tecnología a 31,773.

Dio a conocer que se presentan nuevos retos en el desarrollo tecnológico agrario, entre ellos la focalización en la calidad nutricional e industrial de los alimentos (probióticos, minerales, vitaminas, antioxidantes), agricultura “ambientalmente inteligente”, mercados globales y mercados boutique y remarcar la propiedad intelectual de productos peruanos con patentes y registros de marcas y de origen.

Señaló que a través del Programa de Innovación Agraria uno de los propósitos será atacar la baja focalización y especialización estratégica de las actividades de innovación e investigación y suplir la ausencia de un adecuado diseño organizacional.

La exposición del viceministro permitió que los congresistas de la comisión –que preside César Segura- tengan conocimiento de la labor de los organismos e instituciones públicas y privadas en el campo de la tecnología y la transferencia de servicios para hacer un trabajo más coordinado y ver cómo cubrir las carencias a través de iniciativas legislativas y marcos de cooperación.