Bolivia: Evo Morales instala Comisión de la Verdad para investigar crímenes de dictaduras

0
92

Pasaron 35 años de la recuperación de la democracia y este 21 de agosto, día en que se recuerda el golpe de Estado del entonces coronel Hugo Banzer, el Gobierno activó la Comisión de la Verdad para investigar los crímenes de las dictaduras militares.

Lo hizo con el desafío, entre otros, de dar con los restos del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz.

Palacio de Gobierno fue el escenario para la posesión de los cinco miembros de la comisión: Édgar Ramírez, Nila Heredia, Isabel Viscarra, Teodoro Barrientos y Eusebio Girando. Se trata de víctimas directas de los gobiernos de facto entre 1964 y 1982 y activistas paramla defensa de los derechos humanos.

Varias personas acudieron al acto con ponchillos blancos y retratos de las víctimas, donde también estuvo la cúpula de las Fuerzas Armadas. El presidente Evo Morales posesionó a los miembros tras haberlos elegido para encargarse, en un plazo de dos años, de esclarecer asesinatos, desapariciones forzadas, torturas, detenciones arbitrarias y violencia sexual entre 1964 y 1982.

Quiroga Santa Cruz, diputado y socialista, fue una de las víctimas de la dictadura y uno de los casos emblemáticos de búsqueda de justicia.

Morales habló del caso y dijo que indagó por su parte con la cúpula militar, sin haber logrado resultados para dar con el paradero de los restos del líder socialista. “Intenté con varios comandantes de las Fuerzas Armadas saber dónde está el cuerpo de Marcelo Quiroga Santa Cruz, no pudimos. Tal vez sea una de las metas de la Comisión”, planteó, propuesta que fue recibida con el aplauso de los asistentes.

Ramírez, exminero y exdirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), habló en representación de sus colegas y afirmó que no solo los militares estuvieron involucrados en los golpes militares, sino también civiles.

“En la Comisión de la Verdad no solamente tenemos que conformarnos con hacer un listado de los mártires que lucharon por las libertades democráticas…lo que tenemos que ver es qué en realidad hay, causas profundas que provocaron en el país que estas matanzas se sucedieran”, trazó como una posible línea de acción de la tarea que asumió y que, junto a sus colegas, realizará sin retribución económica alguna.

El de Banzer fue uno de los gobiernos dictatoriales de mayor permanencia en el poder, tras un cruento golpe de Estado en 1971. Luis García Meza comandó otro de los golpes militares y hoy cumple una condena de 30 años de cárcel junto a quien fue su ministro del Interior Luis Arce Gómez.

Hasta el momento cinco comisiones fueron puestas en marcha para investigar y esclarecer en diferentes momentos de la historia las desapariciones forzadas y otros delitos cometidos en los gobiernos de facto contra quienes luchaban por el retorno de la democracia desde la izquierda.

Morales acusó además en el acto a Estados Unidos de estar tras los golpes y pidió a la cúpula militar cooperar con las investigaciones de los miembros de la Comisión de la Verdad, aunque ya en el pasado las Fuerzas Armadas permitieron el ingreso a sus archivos militares sin haberse encontrado pistas sobre lo sucedido, en particular sobre el caso Quiroga Santa Cruz.

“Mi pedido al comandante de las Fuerzas Armadas: ayudar, ustedes no son culpables. Ésta generación más bien, de las Fuerzas Armadas, de frente, somos antiimperialistas”, destacó y dijo que “ser guerrillero cuando hay dictaduras no es delito”.

En coincidencia con Ramírez, el mandatario consideró que la comisión debiera también indagar sobre los móviles y pérdidas económicas por la dictaduras.

Mientras eso ocurría en el interior de Palacio de Gobierno, en afuera un grupo de víctimas de la dictadura protestaba por no estar de acuerdo con la designación de los cinco miembros de la Comisión de la Verdad.

(fuente: Nodal)