APOTUR: Ley de Exportación de Servicios eliminará informalidad en el Turismo

0
193

-Se iniciará  un nuevo desarrollo de la actividad turística, afirmó el Presidente de la Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (APOTUR), Enrique Quiñones.

-Aseguró que el beneficio de esta ley no discrimina entre grandes o pequeñas empresas, no crea barrera burocrática alguna y fomenta la formalidad de los operadores turísticos.

La Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno – APOTUR expresó su confianza en que se concrete la autógrafa de la Ley de Exportación de Servicios que fue aprobada por la Comisión Permanente del Congreso de la República por parte del Poder Ejecutivo, dando inicio al desarrollo y crecimiento de los servicios de Exportación en Perú, alcanzando los objetivos para ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Su presidente, Enrique Quiñones recordó el arduo trabajo realizado por los gremios empresariales liderados por su institución y la Cámara de Comercio de Lima,  en coordinación con las fuerzas políticas del Congreso, la Comisión de Comercio Exterior y Turismo, presidida por el Congresista Clemente Flores; la Comisión de Economía y Finanzas del Congreso, encabezada por la Congresista y Segunda Vicepresidente, Mercedes Araoz.

Al respecto, Quiñones afirmó que se reconoció el carácter exportador que el sector de servicios tiene, el no seguir exportando impuestos, y mejorar el entorno competitivo, de acuerdo a los estándares que la OCDE sugiere.

El titular de APOTUR afirmó que el beneficio tributario de la ley para el Turismo, en el corto plazo, se reflejará en una reducción del precio de los paquetes turísticos comprados en el exterior, aumentando la competitividad y mejorando nuestra posición en el ranking del World Economic Forum.

Aseguró que el beneficio de esta ley no discrimina entre grandes o pequeñas empresas, no crea barrera burocrática alguna y fomenta la formalidad de los operadores turísticos.

“Los beneficios son claros, amplios y de fácil aplicación, lo cual se traducirá en beneficio verdadero para el turista. Leyes anteriores que contemplaban la contratación de un equipo de personas para la gestión de la recuperación del impuesto, inversión en asesorías innecesarias y sistemas sofisticados de gestión, hacían que el beneficio se anule para el turista, y no concreten el fin para el cual fueron promulgadas”, explicó.

Precisó que dicho beneficio tributario generará un ahorro al turista del 6% en el valor total de un paquete turístico.

“Esta cifra porcentual se traduce aproximadamente en USD 200 millones anuales, pero por cada punto de reducción en el precio se genera un incremento de turistas del 1.5%. El destino se hace más accesible y competitivo en el precio”, explicó Quiñones.

Enrique Quiñones sostuvo también que el nuevo entorno competitivo, no sólo mejorará los precios al turista sino también incrementará la formalización de los operadores turísticos, Servicios de transporte turístico terrestre, acuático, ferroviario, sobrevuelos turísticos, alimentaciones, entradas, guías turísticos, servicios de: traducción, aventura, vivencial, rural comunitario, termalismo; ya que son parte de la exportación de servicios.

Los operadores turísticos tendrán que cumplir con las formalidades contables y ser auditados por SUNAT periódicamente para la aplicación de la ley, con lo cual también aumentará el impuesto a la renta de operadores turísticos y los proveedores que brindan los servicios turísticos.

En la actualidad, el titular de APOTUR estimó que la informalidad entre los operadores turísticos representa el 30%, pero al refrendarse el mencionado dispositivo, los informales se verán en la obligación de formalizarse y beneficiarse con la Ley de Exportación de Servicios.

Indicó que un ejemplo claro es el sector hotelero, donde los turistas extranjeros están exonerados del pago del Impuesto General a las Ventas (IGV), haciendo que la inversión hotelera se haya mantenido en crecimiento y nuestro destino sea competitivo, atrayendo a los turistas.

“Los ingresos de divisas por Turismo alcanzaron en el 2016 los 4,200 millones de dólares, generando nuevos puestos de trabajo e inversión. Una vez promulgada, es responsabilidad del sector privado cumplir con lo prometido”, finalizó.