¿Ya revisaron tus encías?: Enfermedades que se generan a causa de bacterias de la boca

0
117

Tener una buena salud bucal permitirá disminuir el riesgo padecer cáncer y otras enfermedades que afectan tu bienestar

Las personas que sufren de problemas bucales presentan un mayor riesgo de sufrir diversas enfermedades, debido a que las bacterias entran en el sistema circulatorio de los dientes a través de actividades que se realizan día a día como comer, masticar y cepillarse los dientes, esparciéndose hacia otras partes del cuerpo causando complicaciones en la salud general. A continuación, conoce algunas de las enfermedades generadas por los microrganismos que habitan dentro de la boca.

Diabetes

Las personas que padecen diabetes presentan mayor riesgo de padecer problemas de salud bucal, como la gingivitis y la periodontitis (afección severa en las encías), ya que son más susceptibles a infecciones y presentan una reducida capacidad para combatir las bacterias que invaden sus encías, lo cual causa un aumento de la glucosa, dificultando así el control de la enfermedad.

Es por ello que es importante cuidar los dientes y encías, realizando visitas regulares al dentista, controlar la diabetes, evitar el cigarrillo, realizar un control de la glucosa para prevenir y disminuir la sequedad de la boca.

Enfermedades cardiovasculares

La salud bucal y las enfermedades del corazón están conectadas por la propagación de bacterias y otros gérmenes, desde la boca a otras partes de su cuerpo mediante el torrente sanguíneo. Cuando estas bacterias llegan al corazón, se adhieren a cualquier área causando inflamación que puede terminar ocasionando un infarto o derrame.

Las personas con enfermedades crónicas de la encía como la gingivitis o la enfermedad periodontal, son las que presentan mayor riesgo. Así también, una inadecuada higiene bucal y la placa acumulada pueden ser factores de riesgo. Entre algunos de los síntomas que se presentan, se encuentran encías rojas e inflamadas; sangrado de las encías al comer, cepillarse o usar hilo dental, mal aliento y dientes flojos.

Enfermedades respiratorias

Es importante saber que si no cuidas tus encías, se pueden desencadenar graves problemas en la cavidad oral como la periodontitis, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias como neumonía, bronquitis, enfermedad obstructiva crónica, entre otras, ya que las bacterias pueden dirigirse con facilidad a los pulmones debido a que están conectadas.

También se presentan casos en donde las personas que sufren de condiciones respiratorias como asma, bronquitis o sinusitis, pueden tener efectos adversos en su salud oral al utilizar medicamentos para controlarlos, estos pueden causar boca seca, aumento de la placa, desarrollo de la gingivitis y ser más susceptibles a las infecciones. Es por ello que deben de realizarse chequeos periódicos para controlar su nivel de placa bacteriana, controlar su medicación y prevenir infecciones por hongos.

La enfermedad de Alzheimer

Las bacterias de la boca pueden formar coágulos en la circulación sanguínea los cuales pueden interferir con el flujo de la sangre al cerebro provocando problemas cerebrovascular.

Así también, las bacterias que llegan al cerebro, pueden desencadenar una respuesta del sistema inmune causando la muerte de las células, mecanismo que producirá cambios en el cerebro con síntomas como el deterioro de la memoria o provocando un infarto cerebral.

La Dra. Jubitza Loayza, Periodoncista y Director Médico de la Clínica Eurodent, recomienda que la mejor manera de evitar estas patologías es mediante la prevención, realizando controles periódicos y visitas al odontólogo para detectar y tratar la enfermedad a tiempo. Además, mantener una buena higiene bucodental cepillando los dientes al menos 3 veces al día, usar hilo dental, mantener una dieta equilibrada evitando los alimentos o bebidas azucaradas y no fumar tabaco.

Recuerda que la boca es una parte muy importante, todos los problemas que puedan afectarla terminaran haciéndolo también a otras partes de cuerpo, causando graves enfermedades.