¿Quo Vadis Martín Vizcarra?… Por Octavio Huachani Sánchez

0
871

“La verdad es breve y sencilla. La falsedad requiere enredada explicación” (*)

Por estos dìas el presidente Martìn Vizcarra vive atrapado en ofrecer aclaraciones, a cuenta gotas y a destiempo, que finalmente no convencen a nadie y que han terminado por colocarlo entre dos frentes: el politico y el de la gobernanza.

Curiosamente en el aspecto politico tiene que lidiar con miembros del partido que lo llevò a la vice presidencia primero, y luego a la Presidencia. El resentimiento es fuerte.

Los congresistas, lo critican por el nulo contacto que tiene con ellos. “Estamos pintados en la pared” se quejan. Pero la queja mayor es por haberlos dejado fuera de carrera electoral para el próximo proceso electoral.

Un conversaciòn sostenida en el chat entre Gilbert Violeta,  Salvador Heresi, Carlos Portocarrero y Jorge Villacorta puso en evidencia un plan para orientar hacia el mandatario las denuncias sobre los aportes ocurridos en la campaña electoral del 2016.

Como se recordarà Martin Vizcarra era el Jefe de campaña de PpK aunque posteriormente negò haber tenido contacto con el dinero recaudado. Los dirigentes lo señalan de haber participado en la recoleciòn de fondos (al parecer de origen ilegal) para la campaña presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

Como no podìa ser de otra manera en el cargamontòn tambien se sumaron algunos congresistas de otros grupos politicos quienes han denunciado que su empresa C&M Vizcarra formaba parte del Club de la Construccciòn con el consorcio Conirsa. Esto està en proceso de una posible investigaciòn en el Congreso.

Todas estas ocurrencias tiene un factor comùn: la falta de reflejos del presidente Martin Vizcarra para aclarar o desmentir las acusaciones de manera inmediata. No entiende, o no quiere entender, que su silencio deja un espacio para la duda.

Por ejemplo el tema Conirsa que hizo la Interoceánica del Sur y en la que participò su empresa C&M Vizcarra, el presidente no supo manejarlo de una manera inteligente.

Consecuencias

La ùltima encuesta de Ipsos-apoyo, publicada por El Comercio hace pocos dìas, señala que la aprobación al mandatario era de  cinco puntos menos respecto al mes de enero mientras su desaprobación subìa seis puntos.

En realidad esta caìda en la popularidad de mandatario se veìa venir pese a las continuas y publicitadas apariciones en cada una de las lugares donde se produce alguna emergencia.

En cada una de esas visitas el Presidente siempre promete solucionar los problemas de la comunidad en el màs corto plazo posible. Pero estas soluciones, en el mejor de los casos. demoraron en llegar. En otros nunca llegaron provocaron el justo descontento de la poblacion afectada.

Esto no es reciente, En agosto de 2018 se dio la primera clarinada cuando decenas de damnificados del asentamiento Nuevo Catacaos y algunos dirigentes vecinales y sindicales interrumpieron, por unos momentos, la salida del presidente Vizcarra, del terreno en donde se construirá el Colegio de Alto Rendimiento (COAR).

Los damnificados querìan exponerle la situación en la que se encuentran, como afectados por el Niño Costero y que a pesar de los años transcurridos se encuentran totalmente desamparados. “Estamos hartos de las promesas incunplidas” gritaban a viva voz.

Este descontento se da en varias provincias y distritos del interior del paìs.

Segùn la misma encuesta el mayor rechazo está focalizado en las zonas norte y sur del país, donde se han registrado lluvias y huaicos en los últimos días.

La percepciòn de la poblaciòn es que existe una pèsima  actuaciòn en la reconstrucción de las zonas afectadas por los desastres naturales. Para muchos el Ejecutivo viene demostrado  “incapacidad” para desarrollar actos de gestión en el país.

Ponen como ejemplos la reconstrucción del norte afectados por el fenómeno del Niño Costero, que ocurriò en este gobierno y con la poca atenciòn a los damnificados del terremoto en la zona sur medio del paìs.

Han pasado 11 años de esta tragedia que dejó 434,614 damnificados, 221,060 afectados, 596 fallecidos, 93,708 viviendas destruidas, y el panorama sigue siendo desolador para unas 8 mil familias que lo perdieron todo en Ica. En el distrito de Los Molinos, en la provincia de Pisco, al menos 600 familias de siete asociaciones de vivienda siguen en condiciones inhumanas en la zona de Fermín Tangüis.

Solo popularidad no gobernalidad

Al respecto existe la idea que el Gobierno está pendiente de las encuestas y que por ello se dan aparatosas apariciones de “ayuda”, como ocurriò con la inundaciòn ocurrida en el distrito de San Juan de Lurigancho donde el ministro de defensa hizo su apariciòn montado en una tanqueta anfibia. “Solo buscan la foto y no la soluciòn”, dicen sus criticos.

Con relaciòn a la sobre la sobreexposición del Presidente Viscarra, segùn sus criticos, se produce porque simplemente no tiene ministros que destaquen o que tengan una presencia mediática de peso como para descargar en ellos las responsabilidades.

Sugieren que el presidente debe ser más claro cuando brinde explicaciones a los cuestionamientos que pesan sobre él o de las instituciones en las que participó en el pasado. “Debe ser mucho más frontal y no debe usar un lenguaje muy ambiguo que es lo que hasta ahora se ha dado”, arguyen.

El tiempo se va acabando

El presidente debe entender que la popularidad no lo es todo. El ciudadano de a pie quiere soluciones no anuncios ni promesas. Es evidente que continùa la inseguridad en las calles. La gente de pueblo quiere ver campañas efectivas contra la persistente anemia y otras enfermedades. A los damnificados no les interesa el ruido politico simplemente reclaman más gobierno. Pero tambien son importante los deslindes.  Un presidente que ha declarado una lucha contra la corrupción no puede estar inmerso en una sospecha. Sospecha que se produce porque hasta este momento no ha realizado un deslinde rotundo.

Y la transparencia?

Hace pocos dìas se supo que la exministra de Cultura, Patricia Balbuena, quien renunció al cargo a fines de noviembre del 2018 por las denuncias de corrupción contra el Ministerio de Cultura. Debido a un proceso de adjudicación cuya buena pro fue otorgado a la empresa Arqueo Andes S.A.C, vinculada al ex viceministro Luis Felipe Villacorta Ostolaza, acaba de ser contratada para trabajar al Despacho Presidencial.

La contratación de Balbuena se suma a la de la actual presidente ejecutiva de EsSalud Fiorella Molinelli quien fue una de las protagonistas del caso Chinchero, el proyecto que comprometiò al gobierno con la construcción de un aeropuerto internacional para el Cusco. Al estallar el escándalo, Molinelli se desempeñaba como Viceministra de Transportes cuando Martìn Vizcarra era el titular de esa cartera.

(*) Sonia Luz Carrillo, poeta, escritora y periodista.