Movilizan 200 brigadas para vacunar a más de 1300 niños contra el sarampión

0
125

En el Callao y Puno, cobertura se realiza en distritos de Ventanilla (Callao), Tambopata, Tiqui Tique y Vilquechico en Puno.

Más de 1,300 niños han sido vacunados contra el sarampión en el Callao y Puno, gracias a la movilización de 199 brigadas de salud  de las direcciones regionales de dichas jurisdicciones.

Esto se realiza como parte de las acciones de la alerta epidemiológica que dispuso el Ministerio de salud por un caso confirmado de sarampión en el Perú.

El soporte profesional a las brigadas se realiza a través del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC Perú) del Ministerio de Salud (Minsa) que ha intensificado las medidas de contención incluyendo la vacunación de bloqueo, la vigilancia epidemiológica y la búsqueda activa de casos sospechosos.

Gracias a esta alerta, declarada el 2 de marzo, se han identificado 28 casos sospechosos que presentan fiebre y erupción (ronchas), de los cuales   13 casos ya fueron descartados y los otros 15 se encuentran en evaluación por el Instituto Nacional de Salud.

En el Callao se han movilizado 114 brigadas las que han visitado 9,202 viviendas. Hasta el 9 de marzo se informó que se han vacunado a un total de 1,217 niños menores de 5 años.

Por su parte en Puno, se movilizaron 85 brigadas de búsqueda activa de casos de sarampión, que se desplazó en la urbanización Tambopata de Juliaca y visitando un total de 2,204 viviendas y se vacunaron a 144 niños menores de cuatro años que no habían recibido la vacuna contra el sarampión y a 383 niños mayores de cinco años.

Asimismo, en la zona de Tiqui Tiqui y Vilquechico, provincia de Huancané(Puno), las brigadas visitaron 495 viviendas, encontrando 1,407 niños que ya tenían la vacuna y ningún caso sospechoso de sarampión.

El Ministerio de Salud reiteró su recomendación para que los padres de familia vacunen a sus menores hijos de cinco años.

Las medidas de contención epidemiológica buscan que no se produzca un brote o epidemia. En ese sentido, cualquier persona, de cualquier edad, que presente fiebre con erupción cutánea (como ronchas o sarpullido) debe acudir inmediatamente al establecimiento de salud más cercano para ser atendido, pues el sarampión es sumamente contagioso y puede complicarse con neumonía o con encefalitis.