Estrategia de Rehabilitación busca inclusión de personas con discapacidad

0
177
INSTITUTO NACIONAL DE REHABILITACION INR

Documento del Minsa recién aprobado está orientado a desarrollar al máximo las capacidades de ese grupo poblacional.

La Norma Técnica de Salud para la Implementación de la Estrategia de Rehabilitación basada en la Comunidad, aprobada por el Ministerio de Salud (Minsa) mediante Resolución Ministerial N° 457-2017/MINSA, publicada el 15 de este mes en “El Peruano”, se orienta al desarrollo general de la comunidad para la rehabilitación, la equiparación de oportunidades y la inclusión social de todas las personas con discapacidad, mediante esfuerzos combinados de esas personas, sus familias, las organizaciones y comunidades, así como a través de los servicios relevantes gubernamentales y no gubernamentales de salud, educación y sociales, que contribuye a la reducción de la pobreza.

La norma busca contribuir a mejorar la calidad de vida de la persona con discapacidad o en riesgo de padecerla, sus familiares, cuidadores y comunidad en general. El documento también busca asegurar que las personas con discapacidad puedan: desarrollar al máximo sus capacidades físicas y mentales, tener acceso a los servicios y a las oportunidades ordinarias, y ser colaboradores activos dentro de la comunidad y de la sociedad en general.

Asimismo, impulsar a las comunidades a promover y proteger los derechos de las personas con discapacidad mediante transformaciones en la comunidad, como la eliminación de las barreras arquitectónicas o actitudinales.
Los establecimientos de salud de los primeros niveles de atención son los responsables de la implementación de la Estrategia de Rehabilitación Basada en la Comunidad. Esto responde al nuevo enfoque de trabajo del Minsa, basado en la prevención y centrado en la persona.

Los establecimientos del segundo y tercer nivel de atención realizarán la capacitación a los profesionales de la salud del primer nivel de atención, quienes son los encargados de la transferencia tecnológica a los agentes comunitarios de salud y de la coordinación de la rehabilitación integral que requieran las personas con discapacidad. Estos centros de segundo y tercer nivel brindan atención de mediana y alta complejidad.

Además, la norma técnica establece las bases para realizar el trabajo extramural, articulando los esfuerzos de las familias, la sociedad civil, las organizaciones de personas con discapacidad, focalizadas en el territorio de los gobiernos locales, en donde el trabajo intersectorial se articula con los tres niveles de gobierno. Este contacto permitirá conocer las necesidades reales que permitan la gestión, con una participación plena y con vigilancia social.