¿Es seguro aparcar su auto en la calle?

0
314

Hoy en día, la pintura de los vehículos es un elemento bastante resistente, pero esto no quiere decir que se encuentre exenta de cuidados. En especial, si consideramos que al cierre del primer semestre del 2018, en el Perú se tuvieron 1,500,915 autos, contando con 100 vehículos nuevos por cada 281 mil habitantes, según la Asociación Automotriz del Perú (AAP). Aspecto que dificulta el correcto mantenimiento de los mismos.

Pero, ¿en qué se relaciona el número de vehículos con su cuidado? Al contar con más autos, habrá menos estacionamientos disponibles, lo cual podría generar que los conductores parqueen sus coches en las calles.

Es allí donde distintos factores, además del que abarca el tema de limpieza, pueden llegar a dañar la pintura de su vehículo. En ese sentido, Christian Ledesma, gerente comercial de “Pinta tu auto”, centro especializado en mantenimiento de vehículos, explica por qué no es recomendable aparcar su auto en la calle por tiempos prolongados:

Calles repletas de árboles. Si bien Lima no es una ciudad en la que abundan los árboles, en temporada de verano las personas suelen estacionar sus autos debajo de ellos, ya que mantendrá su interior más fresco. Debe tomar en cuenta que en este espacio se alojan muchas aves e insectos. Esto resulta peligroso, ya que sus excrementos se adhieren y acumulan fácilmente, dañando la pintura de su vehículo. Recuende que los árboles desprenden ramas y resinas que también podrían rayar algunas partes del carro.

Proteja la pintura del sol. Es muy común que en ocasiones, cuando salimos de paseo y no encontramos estacionamiento, parquee el auto bajo el sol. No obstante, los intensos rayos del sol pueden jugarle una mala pasada. Los vehículos cuya pintura es de colores muy vivos; por ejemplo, los amarillos, rojos o azules eléctricos, tienden a desgastarse. Asimismo, los rayos ultravioleta afectan también al brillo de la pintura, por lo que exposiciones prolongadas provocan el matizado progresivo de la pintura.

Autos aglomerados. En ciudades como la nuestra, no fácil encontrar un sitio para estacionar. Y, en muchos casos, el estar apresurados hace que aparquemos el vehículo en un sitio inadecuado en temas de espacio y seguridad, sin importar que otros conductores puedan chocar o dañar la pintura del auto al tratar de salir de estos pequeños espacios.

Personas que ofrecen sus servicios de lavado. Emplear productos de mala calidad podría ser igual de perjudicial que los puntos anteriores. Es recurrente el uso de cepillos de barrer viejos, lavavajillas, escobilla de lustrar, entre otros. Lo que harán estos elementos, que no son lo suficientemente delicados para la pintura del auto, es rayarlo. Por tal motivo, si no tiene conocimiento de qué productos utilizar, acuda a un centro especializado, donde puedan orientarlo sobre qué champús especiales para corrocería comprar. Evite dejar su auto en manos de personas que no son expertas en la materia.