Sunafil: menores laborando en ladrillera de cusco

0
133

Encontrados durante operativo de fiscalización en trabajo infantil

Intervención fue realizada por la SUNAFIL, Gobierno Regional del Cusco, Fiscalía Especializada en Trata de Personas, Fiscalía del Medio Ambiente, Fiscalía de Familia y la Policía Nacional.

Ocho menores de edad fueron encontrados laborando en lo que se denomina ‘trabajo peligroso’, en la zona de ladrilleras, ubicada en el sector de Sucso Auccaylle, del distrito de San Jerónimo. El hallazgo se dio durante un operativo de fiscalización realizado entre inspectores de la SUNAFIL Cusco, Gobierno Regional del Cusco, Fiscalía Especializada en Trata de Personas, Fiscalía del Medio Ambiente, Fiscalía de Familia y la Policía Nacional.

Los adolescentes –todos de sexo masculino– responden a las iniciales E.G.Q. de 16 años, A.G.H. de 17 años, J.CH.Q. de 16 años, I. H. H. de 17 años, C.C.C. de 17 años, M.T.C. de 15 años, Y.H.Y.  de 16 años y; J.W.C.U. de 15 años, la mayoría encontrados realizando labores de obreros para fabricar ladrillos artesanales. Durante la intervención, los adolescentes fueron puestos a custodia de la Fiscalía de Familia.

Cabe señalar que la SUNAFIL realizará una investigación de estos casos y abrirá un procedimiento inspectivo, el cual durará 30 días hábiles. Luego de este proceso se determinarán las responsabilidades de los empleadores.

Los inspectores explicaron que, anteriormente, se han realizado orientaciones laborales en esta zona, a fin que empleadores y propietarios de los hornos, conozcan sus obligaciones en relación al cumplimiento de los derechos y deberes laborales de sus trabajadores, así como sobre la prohibición de ocupar en dichas actividades a menores de edad, por considerarse como un trabajo peligroso por su naturaleza.

Es importante recordar a los empleadores que la infracción por contar con trabajadores menores de edad es sancionada con montos que van desde las 50 UIT (207 mil 500 soles) hasta las 200 UIT (830 mil soles), dependiendo del tipo de empresa.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se denomina ‘trabajo infantil’ a aquel que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico; es peligroso y prejudicial para el bienestar físico, mental o moral del niño; interfiere con su escolarización puesto que les priva de la posibilidad de asistir a clases; les obliga a abandonar la escuela de forma prematura, o les exige combinar el estudio con un trabajo pesado y que insume mucho tiempo.