“Los accesitarios, los suspendidos y otras historias”

0
768
RECHAZAN MOCIÓN DE CENSURA CONTRA GALARRETA Por mayoría (61 votos), el Pleno del Congreso rechaza la admisión a debate del pedido de moción de censura contra el presidente del Congreso de la República, Luis Galarreta Velarde.

Por: Octavio Huachani Sánchez

Finalmente no les alcanzó para el desafuero y Fuerza Popular tuvo que contentarse con suspender a Kenji Fujimori, Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez, tres de los llamados “Avengers”. Esta suspensión –que será en tanto dure el proceso penal-, también alcanza al personal que laboraba en los Despachos de los citados congresistas habida cuenta que los accesitarios traerán cada uno a su propio personal de confianza.

Los tres accesitarios si bien no militan en Fuerza Popular, tienen cercanía con el partido naranja.

Ángel Neyra Olaechea, quién reemplazará a Kenji Fujimori, tiene experiencia en el cargo. Neyra fue congresista por Fuerza Popular en la gestión anterior. Incluso participó en el partido fujimorista cuando tenía el nombre de Cambio 90. Neyra es ingeniero industrial. Se recuerda que en el mes de mayo de 2014 durante una visita que realizó a Madre de Dios Neyra calificó de “irresponsable” a Daniel Urresti, a quien acusó de estar “en complicidad con las verdaderas mafias que operan en Madre de Dios”.

¿Pero esta suspensión significa que los sancionados tendrán que buscarse una “chambita” mientras dure su inhabilitación?

Al parecer la situación, por lo menos económica, no será tan desesperante para los parlamentarios suspendidos porque en nuestro Congreso todo parece estar hecho a la medida de los legisladores. Todo, hasta las sanciones. Por lo menos hasta la legislatura anterior y gracias a un reglamento permisivo, los congresistas suspendidos podían cobrar su sueldo y bonificaciones durante el receso parlamentario porque las suspensiones corresponden a días de legislatura.

Según el archivo del Congreso el tema de los días en los que rige la sanción para los parlamentarios ha sufrido modificaciones y existen varios antecedentes El primero menciona que los descuentos producto de la sanción son impuestos solo en los “días de períodos legislativos”. Este se aplicó para los casos de Javier Alva Orlandini y Fernando Olivera, entre otros. Pero en cambio a Leoncio Torres Ccalla y Elsa Canchaya se les suspendió derechos remunerativos incluso en período de receso.

En el caso específico que Kenji, Bocangel y Ramírez según el texto de la suspensión si el Poder Judicial los absuelva podrán regresar y cobrar sus sueldos con devengados. Lo mismo sucedió con Martha Chávez y Luz Salgado que regresaron después de estar suspendidas y les devolvieron todo lo dejado de pagar.

En octubre de 2007 la Comisión de Constitución, presidida por Javier Velásquez Quesquén, emitió un informe el cual concluía: “El término días de legislatura son aquellos de funcionamiento parlamentario y en nuestro caso son computables los que abarcan del 27 de julio al 15 de diciembre y del 1 de marzo al 15 de junio”.

Es decir, los períodos de receso del Congreso –que toman parte de diciembre, la totalidad de enero, febrero y una porción de junio y julio– no están en el cómputo de la suspensión a un congresista. Y es en julio y diciembre donde, precisamente, dan las jugosas gratificaciones, billeteras y canastas navideñas.

Finalmente, en 2009 el Pleno del Congreso desaforó a Gustavo Espinoza Soto, quien quedó inhabilitado por dos años para ejercer la función pública. Según la acusación sustentada por Carlos Bruce, había atentado contra la honra y soberanía del país al enviar a Chile un video en el que el inefable general Edwin Donayre ofende a ciudadanos de ese país.

Hay que recordar que en esa oportunidad la bancada aprista votó en masa incluyendo al propio presidente del Congreso Luis Alva Castro, dejando la conducción del Pleno en manos de Cecilia Chacón, que estaba impedida de votar por pertenecer a la Comisión Permanente, cosa que ahora se ignoró.