Cuida mejor tu piel entre las estaciones

0
291

Los cambios de estaciones generan alteraciones en la temperatura y humedad que suelen generar dificultades en mantener la piel con un aspecto radiante y una sensación de suavidad. La mejor manera de adaptarse es hidratando la piel, pero se debe tener en cuenta que la correcta aplicación es sumamente importante durante estas temporadas de transición. Por ello, los especialistas de Avon brindan tips para cuidar tu piel correctamente entre estaciones.

  1. Limpieza y exfoliación

La limpieza de la piel es el primer paso y el más importante. Para el rostro, se recomienda siempre utilizar agua micelar para eliminar rastros de maquillaje antes de hidratar la piel, y para eliminar los excesos de grasa e impurezas. Además, el rostro está muy expuesto en los cambios de estaciones y suele resecarse, por eso es necesario exfoliarlo dos veces a la semana antes de dormir para lograr un aspecto aterciopelado. Asimismo, el cuidado del cuerpo es importante, por eso durante el baño es recomendable utilizar un gel de baño hidratante y aplicar un exfoliante suave una vez a la semana.

  1. Usar protección solar

Los rayos solares resultan nocivos no solo en verano, sino todo el año; en el Otoño predominan los rayos ultravioleta A (UVA), por eso es fundamental utilizar protección solar factor 60 o superior y tener precaución, ya que estos pueden atravesar los vidrios y ropa, acelerando el envejecimiento de la piel.

  1. Hidratar y protegerse del frío

Es importante mantener toda tu piel hidratada, especialmente el rostro y manos, ya que estos suelen estar más expuestos al aire libre. La piel de cada persona reacciona de diferente manera a diferentes cremas hidratantes, por lo que es importante conocer la mejor rutina para su piel en particular.

  1. Utilizar antioxidantes

La vitamina C es el mejor antioxidante. En forma de ampollas para la piel facial, ayuda a dar luminosidad y actúa en profundidad sobre las células de la cara, combatiendo el proceso oxidativo. Estos beneficios se pueden complementar a través de frutas, verduras y zumos naturales, que desde el interior también proporcionan a la piel efectos beneficiosos.