Cerca de 5 mil mordeduras por animales se reportaron en centros y puestos de salud

0
175

De 13 distritos de Lima Metropolitana. Accidentes presentados en establecimientos de la Diris Lima Centro originaron que más de 1 730 personas iniciaran tratamiento antirrábico.

Un total de 4 943 casos por mordeduras por animales se reportaron de enero a octubre de este año en los centros y puestos de salud de 13 distritos de Lima Metropolitana y la zona del cercado de la capital, informó el director Ejecutivo de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria de la Dirección de Redes Integradas de Salud (Diris) de Lima Centro, Edson Valdivia Vera.

Señaló que estos accidentes, producidos en su mayoría por perros y gatos, originaron que más de 1 730 personas de los distritos de Breña, Jesús María, La Victoria, Lince, Magdalena, Miraflores, Pueblo Libre, San Borja, San Isidro, San Luis, San Miguel, San Juan de Lurigancho, Surquillo y la zona del cercado de Lima iniciaran el tratamiento antirrábico que consiste en la aplicación de cinco dosis de vacunas tipo cultivo celular post exposición contra la rabia garantizadas por Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En esa línea, explicó que la primera dosis se administra el mismo día que ocurre la mordedura, previa evaluación médica, vía intramuscular en el brazo del paciente y las siguientes a los 3, 7, 14 y 28 días de producido el accidente.

Precisó, además, que las mordeduras caninas más frecuentes se presentan en los niños que son atacados por el animal en el rostro (73.7%), brazos (11.6%), pies (7,9%) así como genitales, tórax y abdomen (6.7%).

Solo el Centro de Control de Zoonosis (ex Centro Antirrábico) ubicado en el cercado de Lima, atiende anualmente más de 2 500 casos por mordeduras de animales, siendo el 90% causadas por perros.

Se recomienda a los propietarios de mascotas y personas que sufren alguna mordedura por parte de un perro u otro animal, ejecutar los tres pasos para evitar una complicación o contagio de rabia. La “triada preventiva contra la rabia” consiste en lavarse la herida con abundante agua y jabón, identificar al animal mordedor e inmediatamente acudir al establecimiento de salud más cercano para que le suministren el tratamiento oportuno.