“Sensatez y sentimiento”… Por Octavio Huachani Sánchez

0
158

Lima, 22 marzo 2017 (peruinforma.com / escrito por Octavio Huachani Sánchez).-

De pronto se acallaron las voces  de aquellos que desde diferentes trincheras “aconsejaban” al presidente Pedro Pablo Kuczynski que necesitaba cambiar de ministros porque, en esos momentos,  lo que requería con urgencia era un gabinete eminentemente político.

Claro, eran momentos de denuncias, de interpelaciones interesadas en desestabilizar, de acusaciones sin sentido, de entrevistas a políticos opositores, de encuestas que mes a mes mostraban a PPK víctima de una erosión popular supuestamente producto de un mayoritario descontento con modo de gobernar.

Pero la actuación de todos los ministros, sin excepción, quienes de inmediato se dividieron zonas y tareas y empezaron a atender a las poblaciones afectadas trabajando de acuerdo a un Plan trazado en el Despacho de primer ministro Fernando Zavala demostró que lo que  realmente requiere el Perú son de profesionales técnicos que sepan sus tareas y no ministros políticos que solo se dedican a hacer anuncios demagógicos de promesas que nunca cumplirán.

Y en medio de todo, sin duda alguna, el ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra ha tenido y tiene una participación descollante.

Su profesión de ingeniero aunada a su experiencia como Gobernador Regional de la Región Moquegua le sirvió para poder enfrentar cada reto con eficiencia y oportunidad.

Ayer, por ejemplo, estuvo presente en el inicio de los trabajos para colocar un puente Bayli sobre el río Huaycoloro. Sin duda su sapiencia y eficiencia han fortalecido su figura.

Por ello la postergación a su interpelación anunciada por la presidenta del Congreso Luz Salgado Rubianes ha sido oportuna y una muestra de sensatez. La bancada de Fuerza Popular y su lideresa Keiko Fujimori han entendido que todo tiene su momento y que estos no son para interpelar ni distraer la tarea que viene desarrollando Vizcarra.

Peor aún, censurarlo, como algunos fujimoristas habían anunciado, hubiera sido como hacerse un Harakiri, políticamente hablando.

Los momentos críticos que vive el país reclaman la unión y la ayuda de todos los peruanos. Pero no solo de los ciudadanos comunes y corrientes, sino también de los congresistas que harían bien en desprenderse del bono de escolaridad de S/16.500 que recibieron cada uno y hacer una donación a nombre del Parlamento.  

Parafraseando al Ministro Giufra “Es hora de apoya y no solo de ganar”. También de mostrar su agradecimiento y sentimiento hacia aquellos que votaron por ellos.

La pelota está en su cancha señores congresistas.