“El retorno de la mordaza fujimorista”… Por Octavio Huachani Sánchez

0
256

Lima, 30 marzo 2017 (peruinforma.com/escrito por: Ocxtavio Huachani Sánchez).-

En octubre de 2016, una indignada Ursula Letona se levantaba de su curul para gritar a voz en cuello que no iba a permitir que se ponga en duda la honorabilidad de José Chlimper como director del BCR “Todos tienen que respetar el principio de presunción de inocencia”, reclamaba con los ojos desorbitados.

Cinco meses después la congresista de Fuerza Popular se olvidó de sus palabras y presentó la iniciativa legislativa “Ley que protege las libertades y derechos informativos de la población”, más conocida como Ley de Control de Medios, que inmediatamente provocó rechazos y cuestionamientos.

Según algunos, esta iniciativa busca condicionar a quienes dirigen los medios de comunicación. Otros, opinan que el proyecto es un invento para limitar la libertad de expresión como ya lo hizo el fundador del Fujimorismo Alberto Fujimori.

En efecto, el proyecto vulnera el principio de presunción de inocencia que antes defendía Letona cuando tocaron al ex secretario general de su partido José Chlimper.

La iniciativa legislativa contempla dos puntos: que los investigados y condenados por delitos de corrupción en agravio del Estado no puedan ser directores periodísticos, editores, productores, miembros del directorio, accionistas, gerentes generales o apoderados de un medio.

También propone la creación de una veeduría ciudadana que estaría regulada por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

En el primer punto hay un contrasentido porque prohibir a un ciudadano asumir un cargo o a una función solo por el hecho de estar investigado, es decir no se sabe todavía si es culpable o es inocente, estaría violando sus derechos individuales y constitucionales.

El segundo punto se presta a que cualquier gobierno autoritario pueda hace un mal uso de ello.

Si bien la iniciativa legislativa fue presentada por las congresistas Ursula Letona y Alejandra Aramayo, cuenta con el incondicional  respaldo del vocero de Fuerza Popular Luis Galarreta, Héctor Becerril y de la bancada fujimorista, lo que significa que es un acuerdo del grupo parlamentario y que cuenta con el aval de su lideresa Keiko Fujimori quien hasta ahora no se ha pronunciado al respecto.

Estamos a pocos días de recordar cómo un 5 de abril las puertas de los diarios amanecieron tomadas por tanquetas de la Policía y como personas allegadas al gobierno quisieron dar las pautas sobre el manejo de las noticias a publicarse. Esto motivó que diarios como La República sacara una edición en blanco.

Aún estamos a tiempo para levantar nuestra voz reclamando que nunca más se repita esta triste historia del periodismo.