"El pueblo lo hizo"… Por: Octavio Huachani Sánchez

0
203

Lima, 18 enero 2017 (peruinforma.com / escrito por Octavio Huachani Sánchez).-

Los aires triunfalistas del burgomaestre de Lima, Luis Castañeda al anunciar que el cobro de peaje en las casetas de Puente Piedra no iba más, no corresponden a su, hasta hace poco, expresada negativa de anular dicho ilegal cobro: “Nosotros como municipalidad no podemos hacer nada. Tengo las manos atadas” repetía al borde las lágrimas.

¿Qué lo hizo cambiar de opinión?

Uno: para el día de mañana estaba programada otra marcha de protesta donde iban a participar todos los pobladores del Cono Norte.

Dos: según la última encuesta de Datum, más de la mitad de los residentes en Lima desaprueban la gestión de Castañeda.

Además, la Concesionaria Rutas de Lima, que ahora está liderada por la empresa Brookfield y que tiene como socios a Odebrecht Latinvest y Sigma, ha preferido curarse en salud antes de que investiguen (y congelen sus cuentas) a Odebrecht que hasta Junio de 2016 era propietario absoluto de la concesionaria y al desatarse el escándalo mundial que lo involucraba decidió vender el 57% de su participación en Rutas de Lima a la canadiense Brookfield. Odebrecht Latinvest dijo que mantendrá una participación del 25%, mientras que Sigma se quedaba con el 18% restante.

Curarse en salud le llaman.

De otro lado este cobro era absolutamente ilegal ya que la concesionaria había dispuesto el cobro de peaje en la Panamericana Norte, a la altura de Puente Piedra, sin que aún no se hayan concluido la totalidad de las obras.

El contrato con la Municipalidad Metropolitana de Lima, estipulaba que este cobro se realizaría solo al concluir los 31.5 Km de la Panamericana Norte, desde el Puente Habich hasta el Intercambio de Ancón.

Hasta el momento los trabajos que transformarán las carreteras en vías de comunicación segura y ordenada solo han llegado hasta el distrito de Puente Piedra.