Ministra de la Mujer coordina acciones a favor de familias damnificadas por desborde

0
289

Romero-Lozada invocó a papás y mamás a no perder de vista a sus hijos/as pues en tiempo de desastres enfrentan mayores peligros.

Lima, 26 marzo 2017 (peruinforma.com).-

Titular del sector trasladó nuevamente su despacho a uno de los distritos afectados, se trasladó  a la zona de Chuquitanta, en el distrito de San Martín de Porres, para coordinar acciones a favor de un grupo de familias que lo han perdido todo tras el reciente desborde del río Chillón.

En esta zona el desborde del río dejó sin casas a diez familias conformadas por alrededor de 60 personas entre niños, niñas y adultos que han sido distribuidos en dos campamentos hace diez días. Durante su recorrido, Romero – Lozada conversó con las personas damnificadas, quienes relataron los momentos traumáticos por los que pasaron cuando el agua, llena de piedras y lodo, ingresó a sus hogares. Incluso afectó más de 15 mil hectáreas de cultivos de maíz.

En la nueva distribución de áreas que se hizo en el último Consejo de Ministros, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables asumió la responsabilidad de los distritos que se encuentran en las inmediaciones de las cuencas de los ríos Chillón, Rímac y parte de Lurín.

La ministra explicó a los pobladores que por esa razón estaba allí y les aconsejó seguir las indicaciones de las autoridades que tomarán medidas en previsión de un nuevo desborde y luego acciones de reconstrucción, cuando pase la emergencia.

“Estamos evaluando los daños y coordinando las labores de prevención para evitar que un nuevo desborde se lleve lo que le queda a estas familias. Hablaremos también con ellas para que no vuelvan a este lugar de riesgo. Los ríos, el agua, siempre recuperan su cauce, por eso no podemos invadirlo”, comentó.

Romero-Lozada llegó a la zona acompañada de un equipo de profesionales de su sector y durante su recorrido coordinó con técnicos del Ministerio de Vivienda, del Indeci, así como de la Municipalidad de San Martín de Porres. “Ahora estamos en conversaciones con una empresa privada para traer maquinaria, pero en una siguiente etapa, que será de reconstrucción, trabajaremos con los gobiernos locales para prevenir que se repitan estas situaciones”, detalló.

El Ministerio de la Mujer también está llevando al lugar a educadores de su programa Yachay, quienes compartirán con niñas y niños actividades lúdicas con el fin de ayudarlos a superar el trauma de la inundación de sus casas. Además se les entregará kits de útiles escolares pues muchos los han perdido con el desastre. Por lo pronto, esta tarde un equipo del sector llevó al lugar 107 kits de alimentos y agua.

La titular del sector hizo una invocación a los adultos pues en situación de desastre los menores de edad son justamente los más vulnerables. “En tiempos de desastre y de emergencia, existen muchos peligros para niños y niñas. Los espacios se convierten en públicos y hay mucha gente extraña que transita a los alrededores, por eso hago una invocación a papás y mamás para que no pierdan de vista a sus niños”, recomendó.

Al culminar su inspección en la zona de Chuquitanta, la ministra de la Mujer se trasladó a El Agustino, otro de los distritos de Lima afectado por los recientes desastres naturales. En el Centro Emergencia Mujer – CEM del lugar ubicó su despacho y recibió además el reporte de casos de violencia familiar y sexual de los últimos días.