“El asma bronquial es una enfermedad crónica que requiere control permanente”

0
170

Dr. Kiars Themme Afan

Lima, 19 enero 2017 (peruinforma.com).-

El asma bronquial es una enfermedad que por siglos azota a pacientes en todo el mundo. Entre las causas principales están los factores ambientales y la contaminación pero además es hereditaria en casi el 50% de los casos. Nuestra ciudad de Lima, es como todos sabemos una ciudad que padece de una humedad muy alta por lo tanto el asma encuentra entre la población a muchos pacientes padeciendo de esta enfermedad. El Dr. Kiars Themme Afan, es uno de los más importantes profesionales de la salud que ha logrado vencer a este mal que aqueja a miles de peruanos. El Dr. Themme es un reconocido especialista en el tratamiento  de Alergias e Inmunología.

¿Donde ha realizado sus estudios y los cursos de especialización?

Mis estudios los culmine en la Universidad, “Federico Villarreal” y segui cursos de especialización en España, Estados Unidos, Cuba y Argentina.

¿Es una enfermedad hereditaria el Asma?

El asma bronquial es una enfermedad crónica que requiere control permanente. Es hereditario en el 50 por ciento de los casos y en la otra mitad aparece por factores medioambientales

Según estudios en el Perú, los meses de abril, mayo y noviembre son los periodos en que el asma se agudiza.  En abril y mayo hay una mayor exposición a virus y alérgenos como hongos, polvo, ácaros, virus por el cambio o uso de ropa guardada en invierno. En tanto en noviembre descuidan su medicación de control, se exponen a factores medioambientales y se exacerba la enfermedad.

¿Cómo deben tratar los padres de familia los primeros síntomas de esta enfermedad?

El tratamiento del niño asmático puede abordar diferentes maneras, pero en todas habrá una idea básica (estrategia terapéutica a largo plazo), una forma (plan integral de tratamiento) y una estructura (atención por etapas o por estadios clínicos). Centra su atención en la solución de las causas, el alivio de la intensidad y frecuencia de las crisis. También en la mejoría de la calidad de vida para evitar la obstrucción bronquial irreversible, la educación de los pacientes y sus familiares acerca de los cambios necesarios del estilo y modo de vida familiar, con afrontamientos adaptativos activos para librarlos de los efectos emocionales negativos y el estrés.

¿Tiene cura esta enfermedad?

Con el tratamiento de la Inmunoterapia el paciente mejora hasta en un 80%.

¿Qué consejos daría usted a los padres o familiares que padecen  de estas enfermedades u otras derivadas de la misma?

Manejo psicosocial en los períodos intercrisis y de crisis de asma bronquial El asma bronquial tiene dos momentos esenciales: períodos intercrisis y de crisis. Períodos intercrisis 1. El niño llevará una vida normal, evitando los factores desencadenantes, pero sin temerles. 2. El control ambiental es necesario para eliminar la influencia de los alérgenos en el hogar. No se barrerá para que el polvo no quede suspendido en el aire, se elegirá baldear y limpiar los muebles y objetos con paño húmedo. Esta prevención será manejada con naturalidad, sin que constituya un acto compulsivo que incremente las tensiones. 3. Es necesaria la rehabilitación física de acuerdo con su problema de salud, su edad y características. Es conocido que la ejecución de ejercicios fuertes puede desencadenar la crisis; no obstante, esto no los invalida para incorporarlos y realizarlos paulatinamente, teniendo en cuenta cómo los asimila. No se prohíben ni comenta nada al respecto. Si observan que son agotadores e intensos, se guía la atención hacia otra actividad más tranquila, sin regañarlos.

¿Debe haber mucha comunicación entre el paciente y su familia?

Es necesaria la conversación reconfortante, orientadora y nunca reiterada y negativa. En el contexto familiar, siempre que sea bien conducida, la comunicación propiciará óptimas relaciones interpersonales entre los padres y los hijos, convirtiéndose en el eslabón esencial para relacionarlos con la cultura de su tiempo, y en la misma medida asegurar el surgimiento de formas de comportamiento que favorezcan una adecuada participación social de los infantes en la vida cotidiana y en el futuro. Se profundiza en la sobreprotección y el juego y se ofrecen variadas recomendaciones para la conducción adecuada de la educación de los pequeños para lograr la formación y desarrollo de la personalidad.