“Vizcarra y la Southern, un reencuentro diferente”… Por Octavio Huachani Sánchez

0
540

Las vueltas que da la vida. Fue hace diez años cuando se produjo el primer encuentro y fue en condiciones diferentes a las de ahora.

En junio del 2018,  Martín Vizcarra era decano del colegio de ingenieros de Moquegua y además máximo representante de los colegios profesionales de esa región. Fue entonces que lideró la protesta de los pobladores, conocida como el “Moqueguazo”, que  paralizó la región durante diez días.

Con la carretera bloqueada y otras medidas igual de radicales, Vizcarra reclamaba dialogar con el Estado y la minera Southern a fin de obtener una mayor retribución económica por el cobre extraído ya que el canon que daba la Southern para Moquegua era menor en comparación con la que otorgaba a Tacna.

Acompañado de las autoridades de Moquegua Vizcarra viajó a Lima y explicó la situación ante la Presidencia del Consejo de Ministros que le dio la razón. También expuso ante la Comisión de Economía del Congreso y logró que se modificara la ley.

El éxito obtenido le sirvió para ingresar a la política. Dos años después fue elegido, por abrumadora mayoría, como gobernador de Moquegua.

Diez años después…

El día de ayer (lunes 15/2019) los pobladores de Moquegua otra vez bloquearon la Panamericana Sur -a la altura del puente Montalvo-, en rechazo a la contaminación y por el incumplimiento de la empresa respecto a los cupos laborales ofrecidos por la minera Quellaveco (operada por Southern). Y también en señal de apoyo al paro indefinido en la provincia de  Islay, Arequipa, contra el proyecto minero Tía María.

Esta vez, las protestas de los moqueguanos encontraron a Martín Vizcarra en la vereda de enfrente.

¿Qué paso en esos diez años? ¿Por qué el cambio de actitud?

En la década del 90 se formó la empresa C & M Vizcarra S.A.C donde Martin Vizcarra figuraba como gerente de operaciones. En la página Web  de la compañía se lee textualmente: “Somos contratistas de obras que, gracias al buen servicio y trato amable, gozamos de la preferencia de los clientes, entre los que destacan las mineras Cerro Verde, Southern Perú, Xstrata, Tintaya, Pucamarca y San Rafael (…)”.

Es necesario señalar que Vizcarra renunció en 2011 al ocupar el cargo de gobernador regional de Moquegua, pero regresó en 2015, año en que ocupó la gerencia de operaciones. Cargo al que volvió a renunciar al ocupar la vicepresidencia. Se supo que el mandatario posee el 35 de las acciones totales

La minería ¿Quién gana quien pierde?

Desde tiempos remotos, así como ahora, Gobiernos, compañías internacionales e instituciones financieras, medios de comunicación y “opinologos” interesados, tratan de vender a la minería como un promisorio y único camino hacia el desarrollo para las regiones más pobres.

Sin embargo, los ambientalistas y cada vez más, los pobladores vecinos de las minas se preguntan si los empleos y las mínimas regalías merecen la pena por el potencial impacto negativo en los recursos naturales y la salud humana.

Las continuas denuncias de contaminación de las aguas por los relaves que perjudican no solo la agricultura sino además, la salud de poblaciones enteras de las zonas aledañas a las mineras no admiten discusión.

¿Además que tan cierto es que la minería genera riqueza y progreso al país?

En el 2016 la Sunat desembolsó a empresas mineras S/ 5,889 millones por concepto de devoluciones de IGV, mientras los aportes del sector al Estado (IR e IGV) apenas llegaron a S/ 1,944 millones. Esa tendencia continuó en el 2017.

Según Pedro Frankle, en los últimos años la minería ha recibido como “devolución de impuestos” del gobierno 6 mil millones de soles por año.

Esta “devolución de impuestos” que beneficia masivamente a la minería aumentó durante PPK ya que mientras que hasta el 2015 estas “devoluciones” eran de 2 mil millones de soles anuales, en el 2016-2017 se triplicaron hasta los 6 mil millones de soles anuales.

¿Cómo puede suceder esto y que les “devuelvan” más de lo que dieron? Algo imposible que les suceda a los ciudadanos de a pie.

Y estas “devoluciones” continúan. Solo en los dos primeros meses de este año 2018, las devoluciones de impuestos han sumado un total de casi tres mil millones de soles (2,989 millones de soles para ser precisos).

Y, tal como van las cosas, es posible que las cosas mejoren, para las mineras, claro.

Ahí lo dejamos.