Vivero municipal de Ate produce 40,000 plantas y flores mensuales

0
375

Sirven para embellecer clubes zonales y parques metropolitanos

Más de 40,000 plantas ornamentales y flores de estación produce mensualmente el vivero metropolitano del club zonal Cahuide, ubicado en Ate Vitarte, informó el Servicio de Parques (SERPAR).

Esas plantas son distribuidas a los diez clubes zonales y nueve parques metropolitanos de la capital, con el fin de continuar generando nuevos y mejores espacios naturales y de esparcimiento para los vecinos.

El recinto forma parte de los tres viveros de la comuna capitalina que se encargan de abastecer los espacios metropolitanos de la ciudad con plantas ornamentales, flores de estación, herbáceas, arbustos, cactáceas y árboles. Los otros dos se ubican en los clubes zonales de Sinchi Roca (Comas) y Huiracocha (San Juan de Lurigancho).

“Estamos muy felices de la gran producción que logramos en nuestros recintos. Solo nuestro vivero ubicado en el club zonal Cahuide logra producir mensualmente más de 40,000 ejemplares, con el fin de embellecer aún más nuestros centros de esparcimiento familiar”, indicó Derliz Guzmán Tejada, secretario general de Serpar.

Además, el recinto natural produce más de 30 especies de flores de estación, especialmente para los días festivos. “Por ejemplo, en estos momentos estamos en pleno proceso de producción de grandes cantidades de alternanthera rosa, senecio blanco (barba de abuelo), geranio rojo y blanco y alyssum blanco, con el fin de decorar los clubes zonales y parques metropolitanos con diversas figuras alusivas a las Fiestas Patrias”, añadió Guzmán Tejada.

Un ambiente que genera vida

Los clubes zonales y parques metropolitanos de la Municipalidad de Lima se caracterizan por contar con amplios paisajes naturales, que enriquecen la experiencia de los visitantes y dotan de color, oxígeno y vida a la ciudad.

Un trabajo de embellecimiento que nace desde los viveros metropolitanos, a cargo de especialistas del Servicio de Parques de Lima, y que hasta la fecha lleva beneficiando a millones de vecinos en la capital.

El proceso de producción inicia con la germinación de las semillas en bandejas de polipropileno que van acompañadas de sustrato de musgo durante siete días. Posteriormente, son trasladadas en pequeñas bases con una mezcla de arena de río, tierra de chacra, musgo y humus de lombriz (fertilizante orgánico).

Finalmente se espera la maduración de la planta bajo un constante mantenimiento (riego oportuno, fertilización, fumigación y poda). Una vez desarrollada la planta es trasladada a los clubes y parques de Lima.

De esta forma, la Municipalidad Metropolitana de Lima y el Servicio de Parques continúa desarrollando espacios naturales para todos los vecinos con el fin de mejorar la calidad ambiental de la capital.

(Fuente: Andina)