Venta ilegal de bienes culturales aumentó en 50%

0
157

El congresista Marco Miyashiro preside la Mesa de trabajo que debate el fortalecimiento de los mecanismos de fiscalización del sector Cultura y los avances en la protección del patrimonio cultural, principalmente para evitar el “huaqueo”.

En sus palabras iniciales recordó que en la época del terrorismo en el país se percató de una costumbre en Semana Santa: que los pobladores de la costa y sierra del país se dedicaban a la excavación y robo de huacos de diversas culturas.

Por esta razón, afirmó que “se debe mejorar y fortalecer los mecanismos en la protección del patrimonio cultural del país”.

Entre los puntos a tratar en la reunión del martes 26 está la situación de los museos de Arqueología y de Antropología, la situación del patrimonio cultural de Nasca, incluyendo las Líneas, y los riesgos y beneficios que significan los préstamos de piezas de la riqueza nacional a museos del extranjero, entre otros.

Enrique López Hurtado, coordinador del sector Cultura Unesco-Perú, informó que la venta mundial de bienes culturales, de legal en ilegal, aumentó en un 50% en los últimos diez años. Añadió que hay 12 sitios inscritos en Perú que están considerados como Patrimonio Mundial.

Indicó que el Perú es uno de los cuatro países latinoamericanos que cuentan con una oficina de la Unesco, con 22 años de creación, y hay una agenda al año 2030 para el desarrollo sostenible.

Tiene 17 objetivos que van a garantizar el bienestar y prosperidad de todos. “Existen seis convenciones culturales que van a apoyar los objetivos de desarrollo sostenible”, agregó. Subrayó que, de las seis convenciones de la Unesco, el Perú está adherido a cinco.

“El Perú, además, tiene nueve elementos inscritos, desde el patrimonio oral y las manifestaciones del pueblo Zapara, Ecuador-Perú en el 2008, al sistema de jueces de Agua de Corongo, últimamente”, refirió.

Por su parte, Carlos del Águila, director general de Museos del Ministerio de Cultura, comentó que hay un abundante patrimonio inmueble en el país que custodiar, pero los recursos son muy escasos. Hay un 60% del patrimonio que están pendientes de custodia y esas custodias tienen sus limitaciones.

Adelantó que para el Museo de Sitio de Pachacámac se tendrá el apoyo del gobierno del Japón y que cuando culminen las obras, será considerado uno de los más importantes a nivel mundial.

Sonia Guillén, directora del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú de Pueblo Libre, dijo que está en el cargo desde hace cuatro meses, pero mantiene continuidad con la administración pasada para resolver algunos problemas de infraestructura en el museo. “Estamos involucrados en un proceso de mejorar la infraestructura del museo para el Bicentenario”, sostuvo.

“Buscamos mejorar los recursos para cumplir con el objetivo. El aforo del museo es de 1,800 visitantes y no se puede exceder esa capacidad. No existe un adecuado inventario de las piezas que hay en la actualidad. A la fecha solo se han inventariado el 30%”, precisó.

Demandó al Estado a ofrecer la custodia a la que se ha comprometido. Dijo que en Japón se han desarrollado siete exposiciones con las piezas arqueológicas del Perú; en la China habrá cuatro exposiciones, pero aún no se ha precisado el monto monetario de la prestación.

“El patrimonio nacional tiene que ser visto afuera, es algo importante para el país mostrar nuestra riqueza”, añadió.

Iván Ghezzi Solis, director del Proyecto Arqueológico Chankillo, dijo que para lograr el aumento de visitas se necesitan que muchas cosas sean encaminadas en conjunto.

Explicó que es inaceptable que los lunes se cierren el museo para los escolares. Se han aumentado los programas culturales, como abrir los museos de noche. Afirmó que el préstamo de piezas es importante, es la salida e intercambio interinstitucional.

Informó que Japón donó 200 mil dólares por los préstamos de 14 piezas.