Utilidades: ¿Cuáles son las mejores opciones para rentabilizarlas?

0
102

Las empresas que pertenecen al sector privado, y cuentan con más de 20 trabajadores, están obligadas a dar utilidades si han registrado ganancias durante el año fiscal 2017. Este ingreso debe ser entregado hasta el 9 de mayo.

Para muchas personas este ingreso significa la oportunidad de pagar deudas, viajar o invertir para lograr un retorno mayor. Sobre este último punto, existen diversas opciones en el mercado, sin embargo, ¿Cuáles son las que otorgan mayor rentabilidad?, ¿cuáles son más seguras? A continuación, Carlos Ferreyros, Gerente General de la consultora financiera Prestamype, nos detalla las 4 más importantes:

Fondos Mutuos: esta alternativa puede brindar rentabilidades superiores a los productos de ahorro tradicionales, pero no ofrecen un retorno seguro. “En el 2017, los fondos mutuos que más rindieron fueron los que invirtieron principalmente en acciones, con una rentabilidad promedio de 24,7%.

Esto evidencia una mejora en comparación a los años anteriores, donde el retorno fue muy bajo e incluso nulo”, afirma el especialista. En este sentido, esta es una alternativa interesante para invertir, sin embargo, hay que tener en cuenta que su rentabilidad es variable y depende de la coyuntura.

Depósitos a plazo: esta es una opción para los que no quieren correr riesgos y asegurar la rentabilidad de su inversión. Ferreyros señala que en esta modalidad, el porcentaje del retorno dependerá del monto invertido y del plazo. “Actualmente, el retorno promedio en depósitos a plazo fijo de la banca tradicional es de 2.76% y de las cajas municipales es de 4.86%. El tope recomendado para invertir por entidad es el asegurado por el Estado, fijado en 97,529 soles”, señala.

Préstamos con garantías: el beneficio de esta modalidad es su alta tasa de rentabilidad anual y su alto grado de seguridad, ya que hay una garantía de por medio. Si optas por esta opción, es importante que cuentes con la asesoría adecuada. “En Perú, existen pocas empresas que se especialicen en esta modalidad, como es el caso de Prestamype, cuya rentabilidad promedio es del 20% anual”, afirma el especialista.

Compra de facturas por cobrar: esta modalidad consiste en comprar las facturas pendientes de una empresa con un porcentaje de descuento, y luego proceder a cobrar la totalidad del dinero al deudor inicial. “Aquí tenemos la ventaja de contar con plazos más cortos, en general de 30 a 120 días, y un nivel de riesgo que puedes elegir.

Según las características de la empresa deudora, podrás conseguir tasas de retorno de entre 5 y 15%. Esta herramienta se llama factoring y es recomendable realizarlo a través de una entidad especializada y elegir facturas de empresas reconocidas, reduciendo el riesgo de impago”, puntualiza el Gerente General de Prestamype.

Cabe resaltar que el monto de utilidades que reciba el trabajador dependerá de las ganancias de la empresa, la actividad comercial a la cual se dedica, el tiempo trabajado y su remuneración. Este monto deberá ser entregado dentro de los 30 días posteriores a que la empresa presente su declaración jurada anual del Impuesto a la Renta.

En el caso de que el trabajador haya dejado de laborar en la empresa, el reclamo de utilidades tienen un plazo de prescripción de 4 años, y si la empresa no quiere reconocer el pago se puede presentar una denuncia ante SUNAFIL.