Urge cultura del agua desde el hogar

0
269

Consumo de agua en verano se incrementa en más del 15 por ciento mientras escasez aumenta

Entre lavarnos ducharnos, lavarnos los dientes, regar las plantas y lavar el auto sin considerar el cuidado de este recurso, podemos emplear más de mil litros de agua.

Especialista nos recomienda los pasos a seguir para reducir nuestro consumo en más de la cuarta parte de lo que empleamos.

Largas colas e innumerables recipientes y baldes, miles de rostros ávidos por recibir el recurso más elemental para vivir, ese será el destino que le espera a los habitantes de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, cuando el “día cero” llegue, en no más de 3 meses, y sus represas apenas alcancen el 13% de agua, y solo reciban 25 litros de este recurso por persona después de horas de espera.

“La segunda mayor urbe de Sudáfrica parece lejana a la realidad peruana, pero no lo es tanto”, señala el ingeniero Christian Gavila, gerente general de Acciona Agua, el año pasado Lima afrontó un escenario parecido debido a la carencia de lluvias, generando un verano limeño seco. Y se espera que suceda lo mismo en los primeros meses de este año, puesto que la escasez de lluvias en la Sierra Central amenaza de nuevo al abastecimiento de nuestras reservas.

Gavila Raehmel señala que “el limeño promedio gasta 250 litros de agua diariamente, pese a que la Organización Mundial de la Salud recomienda emplear solo 100 litros y tal consumo se incrementa en promedio 15 por ciento durante la temporada veraniega”. Según la SUNASS solo en Lima se pierden hasta 120 millones de litros de agua en esta temporada.

Por eso el representante de Acciona Agua, advierte de la importancia de cuidar este recurso desde el hogar y aplicar planes de prevención y cultura del agua, a fin de prepararnos ante escenarios similares o peores.

Por ejemplo, si nos enfocamos solo en el hogar, el consumo de agua podría ser el siguiente: tomar una ducha de 15 minutos (300 litros), lavarnos los dientes con el caño abierto (20 litros), dejar la manguera abierta para regar las plantas por unos 30 minutos a media mañana (600 litros), después de eso lavar nuestro auto con manguera durante 25 minutos (500 litros). Es mediodía y ya se emplearon 1420 litros de agua.

“Por eso, es necesario usar responsable y racionalmente el agua, lo que va de la mano con la reducción de su consumo y su sostenibilidad a futuro”, señala el ingeniero Gavila de Acciona Agua, quien recomienda considerar las siguientes prácticas de ahorro en el cuidado de este recurso desde el hogar:

-Cuando construimos o reformamos nuestros hogares

-En el inodoro, elige cisternas con posibilidad de doble descarga, o con mecanismos de interrupción de la misma.

-En baños y zonas de lavadoras, instala un circuito de aguas grises, para aprovechar las aguas usadas para rellenar inodoros, regar jardines o baldear suelos.

-Adquiere lavaplatos y lavadoras que dispongan de opciones de adaptación a la carga y niveles de suciedad.

-Adaptación de nuestros puntos de consumo domésticos

-Pon a punto los caños o grifos y las cisternas de agua para evitar pérdidas.

-En los caños, acopla dispositivos economizadores perlizadores y en la ducha instala mecanismos rociadores.

-En la cisterna del inodoro, coloca una botella llena de agua o arena, a modo de economizador de agua.

-Ubicar una papelera en tu cuarto de baño para no arrojar el papel higiénico al inodoro.

-En jardines, terrazas y balcones, instala sistemas de riego por goteo o sudoración y detectores de humedad.

-Modificación de nuestros hábitos cotidianos

-Cerrar los caños siempre que no los uses, mientras te cepillas los dientes,…

-Ducharse en lugar de bañarse, una ducha gasta un 50% menos. Una ducha de 5 minutos te permite ahorrar unos 3500 litros al mes.

-Recoger el agua mientras esperas a que se caliente, y reutilizarla.

-Utilizar de forma eficiente los electrodomésticos: poner la lavadora cuando esté totalmente llena, te puede ahorrar de 2500 a 2800 litros cada mes.

-Si tienes jardín, mejor plantas autóctonas, que demandan menos agua. Riega tus plantas al anochecer, así evitarás que el agua se evapore antes de ser absorbida.

-Cierra levemente la llave de paso de vivienda, no apreciarás la diferencia y ahorrarás una gran cantidad de agua diariamente.

-Arregla cualquier fuga de agua: un grifo goteando puede suponer hasta 40 litros de agua al día.

El especialista de Acciona Agua, indica que con estas sugerencias podemos reducir nuestro consumo de agua hasta la tercera parte en el baño, más de la mitad en la cocina, y reducir a la cuarta parte el agua usada en la limpieza y mantenimiento del hogar y a la mitad en nuestros jardines. En total, podríamos ahorrar entre 200 a 300 litros de agua día por vivienda, lo que además de significar un enorme ahorro en nuestro recibo mensual también implica un necesario acto de responsabilidad que nos prepara para futuros escenarios adversos.