Ucayali: Minsa informa sobre el peligro de contraer fiebre amarilla

0
190

También brindó recomendaciones para prevenir la enfermedad y el cuidado que se debe tener antes de aplicarse la vacuna.

El Ministerio de Salud (Minsa) a través de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Ucayali, realizó jornadas preventivas y talleres informativos para que la población aprenda a identificar los síntomas de la fiebre amarilla, cómo prevenirla y los cuidados que se deben tener al momento de aplicarse la vacuna contra esta enfermedad.

La vacuna contra la fiebre amarilla se viene aplicando a niños de 15 meses de edad hasta adultos de 59 años. Es la única forma segura y eficaz de prevenir esta enfermedad. Una sola dosis brinda protección de por vida.

La fiebre amarilla es causada por el virus del mismo nombre y transmitida por los zancudos que habitan en zonas rurales de la amazonia. Las manifestaciones clínicas de este mal son variables y van desde la ausencia de síntomas, pasando por formas leves e inespecíficas, hasta la fiebre hemorrágica clásica.

El período de infección es de 3 a 6 días posteriores a la picadura del zancudo. Al inicio el paciente presenta fiebre mayor de 39 grados, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas, mareos, dolor muscular, malestar general y enrojecimiento de la cara. En este tiempo el paciente puede ser fuente de infección para otros mosquitos.

Un 15% de las personas desarrollan una forma grave de la enfermedad que incluye sangrado, falla de órganos, y, en algunos casos, la muerte.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Como medida preventiva se recomienda a la población usar polos o camisas de manga larga, pantalones largos, de preferencia de color claro, medias y calzado cerrado.

Asimismo se exhorta el uso de repelentes que contengan DEET (N, N-Dietil-meta-toluamida) y protector solar. Previamente se debe colocar protector solar, dejar absorber durante 15 minutos y luego colocar el repelente. Se debe repetir cada 4 o 5 horas.

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no deben vacunarse, salvo la opinión del médico tratante. Tampoco deben recibir la vacuna las personas con hipersensibilidad al huevo, proteínas de pollo o cualquiera de los componentes de la vacuna.

Asimismo, las personas que por motivos de trabajo o turismo tienen planeado ingresar a la selva, deben vacunarse 10 días antes para evitar cualquier riesgo.