Tráfico ilegal de combustible convulsiona Madre de Dios

0
865

Al grave problema social que significa la minería ilegal, se ha sumado el tráfico de combustible indiscriminado que han convertido nuevamente a Madre de Dios “en tierra de nadie, en donde la ley de la selva es la del más fuerte y la delincuencia campea poniendo en peligro la integridad de los habitantes de esa región”.

Así lo denunció el congresista Modesto Figueroa Minaya (FP) en el evento sobre “Lucha contra la Minería Ilegal y Tráfico Ilícito de Combustibles” en el cual participaron autoridades de Madre de Dios, del Ministerio de Energía y Minas y de la Marina de Guerra del Perú.

Señaló que los traficantes se transportan en canoas por el río Inambari llevando la carga ilegal en cilindros y llegan al lugar denominado La Pampa, en donde lo venden a los más de mil mineros ilegales que operan entre el kilómetro 100 y 140 de la Vía Interoceánica.

Informó que los traficantes proceden del Cusco y Puno y el combustible lo venden dos soles menos que la tarifa del mercado nacional, por lo cual se estima que la gasolina  la obtienen de distribuidores  informales de esas dos regiones o de Bolivia.

Se estima, de acuerdo al intenso trajín fluvial que realizan las canoas, los traficantes ganan entre dos y tres millones de soles diarios. Indicó que diariamente navegan entre 30 y 40 canoas y sus propietarios, resguardados por gente armada, se transportan libremente porque no hay control fluvial que impida el negocio ilegal.

Por tal motivo, dijo, pedirá a las autoridades de la Marina de Guerra, PNP, SUNAT y otras, a fin de que se ejecute un plan de control fluvial severo, para poner coto a este nuevo problema que ha surgido en Madre de Dios que tiene convulsionada a las comunidades ubicadas en las zonas de reserva natural y otras localidades del Tambopata.
El evento se realizó en el auditorio José Faustino Sánchez Carrión del Poder Legislativo.