El trabajo en equipo entre diferentes generaciones

0
120
Cheerful young businesswoman pointing at whiteboard and explaining strategy. Confident business coach presenting project to staff. Colleagues listening to presenter. Business meeting concept

En las organizaciones actuales, en un mismo equipo de trabajo pueden llegar a convivir hasta cuatro o cinco generaciones. Cada una tiene distinta forma de interrelacionarse, de comunicarse, no solo a nivel del lenguaje (oral o escrito) sino en formas de moverse, modales, inclusive en todo lo referente al uso de espacios individuales, la forma de vestirse, acercarse al compañero y de alguna manera tener contacto físico.

Según la generación de que se trate, hay que respetar ciertas “formalidades” que en otras, no; y viceversa. Algunas veces sucede que los más jóvenes pueden llegar a percibir desconfianza por parte del otro si éste no le comparte cierta información, por mínima e insignificante que sea.

O también puede ocurrir que en un mismo equipo haya quienes piden “reunirse”, otros que solicitan “dame un call” o “mandame un e-mail” y otros que resuelven todo con un “hablemos por What’s APP”.

Baby Boomers, Generación X y Millebaby boomers, gnnials (Generación Y), cada generación con sus propios códigos y características. Pero, ¿cómo es cada grupo?…
Baby Boomers: Nacidos entre 1946 y 1965 son leales a la empresa, con foco en los procesos, buscan oportunidades de reto y significativas para seguir creciendo en el trabajo y continuar aprendiendo. Orientados al servicio y comunicación formal “cara a cara”.

Generación X: Nacidos entre 1965 y 1980 son personas flexibles, adaptables, con interés de desarrollo general. Independientes, creativos y con la idea de cambiar sistemas.
Los Millennials: Nacidos entre 1980 y 1995 son súper sociables y tecnológicos. Esquema flexible y feedback constante. Siempre priorizando el equilibrio del trabajo con su vida personal.

Con perfiles tan diversos, ¿cómo conectamos en un mismo ambiente de trabajo a las diferentes generaciones?…

• Primero deberíamos focalizarnos en tener líderes inclusivos, que puedan conocer, entender e integrar a cada uno con sus “características”. Y que esos líderes, a su vez, conozcan a su equipo.

• Realizar actividades de sociabilización entre todos, aumentando la comunicación y el conocimiento entre ellos. Desayunos, festejos de cumpleaños, día del niño y demás acontecimientos de bien común ayudan a lograr este objetivo.

• Que las decisiones sean compartidas dentro del equipo. Consultar opiniones y buscar apoyo al momento de definir “algo”, una dinámica que promueve la participación de todos en general.

• Fortalecer la comunicación por los medios de cada generación, para que de esa forma todos estén al tanto según “sus códigos”.

• También es necesario que la organización tenga foco en el negocio, que se mida a las personas por su desempeño y colaboración con el equipo. Ofrecer oportunidades de crecimiento, desarrollo en procesos y prácticas innovadoras de gestión de talentos.

Crear equipos unidos, auténticos, logrará el mayor potencial de cada generación y la mayor eficiencia del equipo como un todo.

Autor: Antonella Basile (Account Manager– Raet Latinoamérica)