“El tiro por la culata” … Por: Octavio Huachani Sánchez

0
601

Sorprendiendo a todos, incluso a algunos de su partido, la lideresa de Fuerza Popular Keiko Fujimori decidió abandonar la comodidad y seguridad de su bunker político (léase tuiter) y realizó varias apariciones públicas, a las que -por cierto-, no es muy afecta (para eso tiene a sus voceros). Su única finalidad era “revelar” que en los últimos meses sostuvo dos reuniones con el Presidente Martín Vizcarra. Sobre sus intenciones se tejieron varias hipótesis. 1.- su bajón en la encuestas. 2.- Poner en jaque al Presidente Vizcarra y 3.- Dejar en claro que puede cambiar a ministros y presidentes a su antojo.

Sin embargo ahora se sabe que el propósito del barullo que suscitó se “revelación” fue para tratar de cubrir que se veía venir. Según un informe publicado en el diario La República, un colaborador eficaz protegido había declarado ante el Ministerio Público que el juez César Hinostroza Pariachi sí se había reunido con Keiko Fujimori. El colaborador añadió que la reunión se llevó a cabo en la vivienda de la lideresa de Fuerza Popular y habría ocurrido en el mes de mayo.

El mismo informe detalla que hubo una reunión previa entre el parlamentario Héctor Becerril y César Hinostroza y que esta se realizó en la casa del empresario Antonio Camayo en los primeros días de mayo. A los pocos días el suspendido juez Hinostroza pudo reunirse con Keiko Fujimori en el domicilio de la lideresa del fujimorismo, donde de acuerdo a trascendidos, habrían tratado “diversos temas sobre la política del país”. Según el testigo esta versión, Hinostroza se lo contó a Antonio Camayo.

El mismo diario menciona que el colaborador declaró que “cuando Antonio Camayo se encontraba en Tarma, en la fiesta del señor de Muruhuay, este recibió una llamada de Miguel Torres, quien le solicitó una reunión al día siguiente con César Hinostroza”.

Al respecto el legislador de Fuerza Popular Miguel Torres admitió que sí se produjo la reunión con el juez César Hinostroza, pero asegura que fue en una sola oportunidad.

Tamayo, otra vez…

El fujimorista admitió que este encuentro se produjo en la casa del empresario automotriz Antonio Camayo, tal como lo había revelado el colaborador eficaz y que figura en el informe del fiscal que tiene a cargo el caso. Esto pone en evidencia que Antonio Camayo era el operador entre jueces, políticos, jugadores y dirigentes de futbol. Y que su participación no habría sido casual ni tangencial. Y que a partir de ahora tendrá mucho más que decir.

En conclusión, la declaración del testigo a la fiscalía despejaría muchas interrogantes como cuando en uno de los audios CNM el suspendido juez Hinostroza menciona a “la señora K” y sobre “la fuerza número 1”.

También explica el apresuramiento de Daniel Salaverry para recibir en su despacho de Presidente del Congreso al cuestionado Fiscal de la Nación Pedro Chávarry. También por qué el omnipresente y ahora sabemos, poderoso juez César Hinostroza Pariachi es intocable en el Congreso que lleva más de 45 días sin debatir su acusación.

Como se recuerda la denuncia fue admitida por la subcomisión de Acusaciones Constitucionales el 13 de julio pasado, días después fue derivada a la Comisión Permanente. Tras aceptar la denuncia, se devolvió a la subcomisión para acumularla a las otras denuncias contra César Hinostroza y se le otorgó 15 días para realizar las investigaciones. Pero una serie de argucias dilatan el proceso y hasta el momento Hinostroza goza de inmunidad.

Así las cosas, resulta difícil que alguien se atreva a poner cascabel al gato? Sobre todo, teniendo en cuenta que la subcomisión de Acusaciones Constitucionales está presidida por la legisladora de Fuerza Popular, Milagros Takayama.