Tipos de cáncer pediátrico y prevención

0
260
Little boy and his teddy bear after a chemotherapy treatment

El 15 de febrero se conmemora el Día Internacional de lucha contra el Cáncer Pediátrico, una fecha que fue concebida para sensibilizar a la población sobre la importancia de que todos los niños con cáncer puedan acceder a un diagnóstico y tratamiento oportuno para vencer la enfermedad. El cáncer es curable, su correcto manejo puede mejorar el pronóstico del niño y aumentar las posibilidades de sanación.

El doctor Juan Luis García, oncólogo pediatra de la clínica Anglo Americana, comenta cuáles son los tipos de cáncer infantil más frecuentes y qué medidas tomar para detectarlos tempranamente, con el fin de que los niños disfruten de la mejor calidad de vida posible.

Tipos de cáncer más frecuentes

Leucemia aguda: Es el cáncer que afecta la médula ósea, que es el tejido que fabrica las células de la sangre. Se manifiesta a cualquier edad pediátrica como anemia (niño pálido, cansado, inapetente), infecciones a repetición y sangrado fácil, además de fiebre y dolores óseos. Se puede sospechar su diagnóstico a través de un hemograma. El tratamiento es con quimioterapia y  la posibilidad de cura es alta.

Tumores cerebrales: Se pueden presentar a cualquier edad de la niñez, pueden ser de diversas estirpes y localizaciones. Se presentan como dolor de cabeza, náuseas/vómitos, convulsiones, alteraciones en la marcha.

Linfomas: Es el tipo de cáncer que afecta a  los ganglios linfáticos y es más frecuente en menores de 10 años. Se manifiesta como aumento de volumen y consistencia de los ganglios en sus distintas localizaciones. El diagnóstico se hace a través de una biopsia de dicho ganglio y el tratamiento se realiza con quimioterapia, siendo alta la posibilidad de cura.

Tumores óseos: De este tipo el más frecuente es el Osteosarcoma. El cáncer de huesos pediátrico, ocurre a menudo durante el salto de crecimiento de la adolescencia, produciendo dolor en los huesos afectados y aumento de volumen respectivo

Tumor de Wilms Infantil: Es un tumor que se desarrolla rápidamente en los riñones, más frecuentemente en niños de entre 2 y 4 años de edad. Se manifiesta como dolor abdominal y aumento de volumen a dicho nivel, pérdida de apetito y de peso.

El diagnóstico se puede hacer con una ecografía, el tratamiento es con cirugía, quimioterapia y radioterapia, permitiendo una posibilidad de curación alta.

Prevención del cáncer pediátrico

La Asociación Española contra el Cáncer destaca que son muy pocos los cánceres o tumores que se heredan genéticamente. Sólo el 5% de los todos los tipos se transmiten de padres a hijos.

La detección temprana y oportuna de los tipos de cáncer que pueden padecer los niños es fundamental, permitiendo que cada vez más padres tomen conciencia de la importancia de acudir al médico ante signos y síntomas sospechosos de estas enfermedades, con el fin de detectar a tiempo cualquier complicación de salud.

Para comunicarse con el especialista, el doctor Juan Luis García, escribir al correo jgarcia@angloamericana.com.pe o llamar al 616 8900 anexo 1351.