Tecnología: ¿amenaza o aliada del sector hotelero?

0
161

La aparición de aplicaciones en las que gente ofrece sus casas como lugares para pernoctar han causado una preocupación creciente en la industria, que ha visto amenazado su modelo tradicional de negocios.

Estas aplicaciones, que ponen en contacto a viajeros con dueños de casas o apartamentos, parecen a simple vista una solución ideal, pero al fin y al cabo quien ofrece una habitación no es un profesional de la industria.

Aunque los usuarios tengan un lugar donde alojarse, no podrán encontrarse con un conserje o una recepción que atienda solicitudes como las de una reserva, un servicio de habitación que ofrezca de comer a la madrugada o a cualquier hora del día y mucho menos con alguien que resuelva cosas como planchar una camisa.

Nueva alidada al sector hotelero

Sin embargo, la tecnología también está ayudando a que la industria hotelera pueda ofrecer nuevas formas de alojamiento que, sin perder los beneficios de un hotel, solucionen problemas a los que todos se han expuesto estando de viaje.

Las llamadas microestancias, por ejemplo de 3, 6 o 12 horas son un «nuevo producto», que hoy los hoteles pueden ofrecer gracias a aplicaciones como BYHOURS.

La ‘start-up’ de origen español, que está dirigida a viajeros de negocios, que necesitan de un un hotel para trabajar, para alguna espera o para unas horas de descanso; ha acelerado su expansión a nivel mundial y ahora llega al Perú con un servicio de más de 28 hoteles disponibles en el país, en ciudades cómo Lima, Huaraz, Arequipa y Trujillo.

La conclusión a la que algunos hoteles han llegado es, en lugar de tener una habitación vacía en el hotel durante alguna hora del día o de la noche, lo cual representa una pérdida con su consecuente costo en términos de dinero y de usuarios que buscan servicios dirigidos a sus necesidades, con BYHOURS podemos recuperar esos tiempos flojos e incrementar de una manera orgánica nuestras reservas.

Se trata de ofrecer un ‘win-win’ en el sector, por la flexibilidad del servicio que se le ofrece a miles de usuarios que reservan habitaciones unas horas, y por el beneficio que aporta al hotel.

Por ello, plataformas que le apuesten a ayudar a los hoteles a ingresar a la economía colaborativa, donde cada quien elige qué, cuándo y cómo se da el servicio, se convierten en el canal perfecto para complementar su negocio y rentar habitaciones vacías o revender las ya reservadas antes del check-in del huésped.