“Susalud clausura Clínica Morillas”… Por: Octavio Huachani Sánchez

0
366

El enérgico mensaje de la ministra de Salud anunciando que su despacho adoptará medidas severas en relación al problemas de los lácteos así como de otros productos o actos que atenten contra la salud y la vida de las personas activó el despertador e hizo que algunos funcionarios de entidades ligadas a su sector “se pusieran las pilas”.

Ayer, representantes de la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) decidieron realizar inspecciones a las clínicas particulares. La primera fue la afamada Clínica Morrillas ubicada en el distrito de Surco y que dedica a la estética de las mujeres.

La clínica Morillas que, en su propaganda luce un local con instalaciones impecables, presentó, según el informe, una serie deficiencias que no aseguraban una atención óptima de sus pacientes. Se encontraron medicinas con fecha vencida así como instrumentales deteriorados.

Ante esta situación Susalud decidió levantar un acta declarando clausurado el local así como  la aplicación de una multa la misma que está por determinarse.

Al respecto el funcionario dijo que Susalud, de acuerdo al  reglamento de infracciones y sanciones, está facultada para  castigar hasta con casi S/. 2 millones las malas prácticas médicas, que pongan en riesgo la salud y la vida de sus pacientes.

Esta norma está vigente desde diciembre del 2014 pero aún no hay sanciones porque los casos denunciados están en proceso de investigación, señaló.

Antes de finalizar esta nota quisiera mencionar dos cosas: 1.- Ojala que esta labor de fiscalización continúe y no sea “flor de un día” y 2.- Resulta saludable que se sancione las malas prácticas pero Susalud también debería felicitar las buenas prácticas de algunas clínicas particulares. Hace pocas semanas la clínica Jesús del Norte que atendió a una de las víctimas de la demencial matanza ocurrida en el distrito de Independencia (que EsSalud se negó a hospitalizar), y luego de estabilizarla no solo le dio de alta  sino que además le condonó una deuda que ascendía a 57 mil soles.