SNI apuesta por economía circular en sector industrial

0
91

Señala que amerita mayor debate propuesta legislativa sobre la producción de plásticos

El sector industrial del país apuesta por implementar una estrategia de economía circular donde el sector industrial ofrezca productos y servicios sostenibles, señaló hoy el presidente del Comité de Plásticos de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Jesús Salazar.

Asimismo, indicó que esta estrategia de implementación se inicie desde el Ejecutivo y los Gobiernos Locales aplicando una agresiva política de reciclaje.

Por ello, Salazar sugiere que el Poder Legislativo aborde la dación de Leyes con visión técnica y de largo plazo, porque de por medio se encuentran industrias que han invertido elevados montos de recursos financieros y de ellos depende una masa laboral importante.

En ese sentido, refirió que los nuevos plazos y exigencias que establece el texto sustitutorio aprobado por la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso para la producción de plásticos en el Perú afectará a la industria formal, con casi un centenar de empresas que podrían salir del mercado, poniendo en riesgo más de 220,000 puestos de trabajo.

Salazar expresó su preocupación por la aprobación del mencionado texto sustitutorio que regula el plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables.

“Como gremio respaldamos las iniciativas presentadas en el Congreso y estamos a favor de regular el uso de plásticos de un solo uso para lograr un consumo responsable y una correcta gestión de residuos una vez hayan cumplido su ciclo de vida. Sin embargo, exhortamos al Congreso que revise la propuesta, pues existe un real impacto social y económico de implementarse bajo esos lineamientos”, indicó.

Señaló que las empresas del rubro han invertido más de 500 millones de dólares en los últimos cinco años, y son más de 150 empresas formales las que se dedican a la comercialización de estos productos.

“La prohibición en poco menos de tres años, hace inviable que la industria pueda adaptarse y desarrollar alternativas idóneas para reemplazar los productos afectados con la ley”, afirmó.

La propuesta de ley establece un plazo de 12 meses para prohibir la fabricación, importación, distribución, entrega y consumo de las bolsas cuya dimensión tenga un área menor a 900 cm2 y cuyo espesor sea menor a cincuenta micras (50 µm), así como los sorbetes, los recipientes y envases de tecnopor. 

Sobre esto último, el empresario opinó que “de aprobarse tal como está planteada la norma, se generarían algunas contingencias que deben ser evaluadas.

Por ejemplo, al aumentar el espesor de las bolsas a 50 micras se obligaría el uso de entre 4 y 5 veces más plástico en la fabricación de cada bolsa.

Igual sucede con el caso de las cañitas que van adheridas al empaque por temas de higiene e inocuidad, que a escala industrial demoraría más de doce meses para su reconversión”.

Plazos 

La iniciativa legislativa también fija un plazo de tres años para prohibir la fabricación, importación, distribución, entrega y consumo de bolsas plásticas, platos, vasos, y otros utensilios y vajillas de base polimérica que sean utilizando para alimentos y /o bebidas de consumo humano y que no sean reutilizables.

“Los industriales buscamos alinearnos a las propuestas del Ministerio del Ambiente, pero hay que buscar no afectar a los pequeños comerciantes, la realidad del Perú es otro aspecto que no debemos dejar de tener en cuenta al momento de implementar nuevas políticas”, acotó.

El dirigente gremial sostuvo que si bien existen alternativas a los productos plásticos que se buscan sustituir, la oferta de estos es extranjera y no es suficiente para cubrir la demanda interna.

Incremento de costos

Por otro lado, agregó, el costo de las alternativas existentes podría representar hasta el 20% del precio de venta del alimento que contienen y, aun así, la funcionalidad no sería la misma; en tanto que, para los alimentos industrializados no existe una alternativa.

Finalmente, Salazar recordó que la industria del plástico representa el 4% del PBI Industrial y el 4% de exportaciones no tradicionales del Perú.

Indicó que la solución no pasa por restringir la producción o comercialización de estos productos, sino en tratar este tema de manera técnica y conociendo la realidad de nuestro país.

“Creemos que debe existir una política que regule el uso y destino final del plástico, pero solicitamos a las autoridades tomar en cuenta las recomendaciones de los gremios y asociaciones para tener una ley que garantice el correcto funcionamiento del mercado, así como la estabilidad de empresas y los empleos”, puntualizó.

(Fuente: Andina)