Síndrome de Boreout: la cara menos agradable del trabajo

0
267

Hacer lo mismo ocho horas a la semana todos los días puede llevar a quienes trabajamos a un estado de estrés, aburrimiento e insatisfacción tan alto que podría llegar a perjudicar nuestra estabilidad emocional y salud. Desde el punto de vista empresarial, de no buscarse una solución rápida y eficiente puede reflejarse en ausentismo.

Estamos acostumbrados a pensar que las situaciones de estrés se producen cuando existe una importante demanda del exterior, que nos hace responder rápidamente, no obstante, la situación contraria, es decir la falta de demanda exterior puede producir los mismos efectos sobre nuestra salud.

De forma similar se representa el lazo que tienen las compañías con sus colaboradores. Exigirles a las personas que sigan la misma rutina todos los días durante la jornada laboral podría llevarlas a un estado de insatisfacción tan alto que podría perjudicar su desempeño y productividad en el negocio. Y en casos más severos se podría reflejar en un alto índice de ausentismo.

Según unos estudios realizados en Estados Unidos los colaboradores ocupan hasta 10,5 horas a la semana afirmando que están aburridos en sus labores diarias. Sin contar el tiempo que dedican a revisar las redes sociales, socializar o buscar espacios fuera de la oficina en los que puedan distraerse y romper con la rutina y el aburrimiento laboral, ahora llamado “Síndrome de Boreout” que no está relacionado con sueldo, sino con elementos que no requieren de grandes inversiones como, por ejemplo; habilitar una mesa de pin pon o facilitar juegos de mesa para que los colaboradores se relajen en sus momentos de ocio.

Otro estudio realizo por Harvard Business Review indica que los colabores de hoy aprecian más otros beneficios como la flexibilidad, el teletrabajo y un mayor equilibrio entre la vida laboral y personal. Para lograrlo es necesario reformular los espacios de trabajo actuales para convertirlos en ambientes más agradables que incentiven la creatividad, la innovación y la productividad en beneficio de las organizaciones.

Para el 2020 se estima que el 50% de la fuerza laboral del mundo será millennial, una generación que valora mucho el clima laboral y el perfil de la compañía al momento de decidir. Al respecto WeWork realizó recientemente una encuesta a 4,000 colaboradores de sus empresas miembro alrededor del mundo en alianza con la compañía de investigación Ipsos. Como resultado se obtuvo que la colaboración y el espacio de trabajo están relacionadas con la satisfacción y estado ánimo de los empleados.

Los tiempos han cambiado indudablemente. Por esta razón las marcas más grandes del mundo están apostando por mudar sus oficinas a espacios de trabajo colaborativos y flexibles. En los últimos años, WeWork ha recibido a compañías de alcance global como Latam, Facebook, MasterCard, Spotify, Microsoft y HSBC.

“Para nosotros ha sido una súper experiencia, estamos muy contentos porque rápidamente hemos notado lo que implica estar en un espacio como WeWork y como ésta nos puede ayudarnos a lograr nuestros objetivos para continuar creciendo” sostiene Santiago Cortés, General Manager de Geometry Perú.

“Desde un inicio estuve buscando una oficina con la estructura open space, que permita un flujo de comunicación más dinámico y moderno, cuando vi la propuesta de WeWork, no solamente respondía a eso, sino iba más allá planteando espacios colaborativos, eficiencia en el uso de los mismos y una mística muy adhoc con nuestro mundo de trabajo creativo y de innovación. Siento que los equipos están trabajando ahora mucho más comunicados, motivados e integrados afirma Eduardo Velasco, Country Manager del holding Latin Group en Perú

Si bien hay muchos los retos por delante, dado que los casos de desamor laboral se pueden contagiar fácilmente. La mejor manera de acabar con el problema está en la prevención y en poner marcha programas que proporcionen espacios y momentos de distención en beneficio de los trabajadores. La clave está en arriesgarse y romper los esquemas.