Se espera que mercado de revestimientos crezca 3% en el 2019

0
201
  • En los últimos 2 años, la categoría ha presentado crecimientos mínimos, y se espera que la tendencia se incremente en los próximos años.
  • La oferta de importaciones procedentes de China, se viene incrementando año a año. Actualmente, el mercado de revestimientos asciende a 5 millones de m2 aproximadamente, de los cuales alrededor del 27% corresponde a porcelanato de pasta blanca

A pesar de la fuerte recesión que viene atravesando el sector construcción, la demanda de revestimientos ha mantenido una ligera tendencia al alza. Para el año 2019, se espera que dicho crecimiento alcance el 3%, impulsado principalmente por la recuperación del sector. El mercado de revestimientos, dominado tradicionalmente por el cerámico de pasta roja, viene mostrando un incremento paulatino de los volúmenes del porcelanato de pasta blanca.

David Shack, Gerente Central de Producción de Cerámica Lima S.A., empresa que forma parte del Grupo Celima-Trebol, explicó  que en los últimos 2 años, el crecimiento de la categoría de porcelanato ha sido importante: en el año 2017  creció 21% (comparado con el 2016), mientras que el  año  2018 cerró con un aumento de 17% (frente al 2017).  El estimado de crecimiento para el 2019 es de 4% y está  basado en  la preferencia por la pasta blanca y la mayor accesibilidad a este tipo de producto.

En la actualidad, el mercado de revestimientos asciende a más de 55.5 millones de m2 anuales, de los cuales  ya el 27%  corresponde a porcelanatos y se observa que este tipo de revestimiento va ganando terreno frente al cerámico tanto en Lima como en provincias. “De 10.5 millones de m2 en el año 2016 pasó a 15 millones de m2 en el año 2018, comentó el ejecutivo.

En línea con esta tendencia del comportamiento del mercado, Celima apuesta por desarrollar las capacidades necesarias para la producción nacional de porcelanato de pasta blanca, para poder atender la actual creciente demanda de esta categoría en el mercado local y en el exterior, convirtiéndose a la fecha en la única compañía que produce este tipo de producto en el país.

Este logro, es el resultado de un ambicioso proyecto que en el largo plazo permitirá impulsar la industria local de revestimientos, haciéndola más competitiva frente a la oferta de importaciones de productos de bajo precio, que muchas veces no cumplen con la calidad requerida en los procesos de manufactura cerámica.

No obstante, la masificación del porcelanato importado impone un gran reto para el fabricante nacional, debido a que el consumidor se orienta hacia un producto de tendencia y que cuente con un acabado de lujo, sin considerar la calidad del mismo. El problema radica en que la categoría de porcelanato está dominada por la importación proveniente de China, que ingresa al país sin aranceles y en muchos casos no pasa por rigurosos controles de calidad tanto en su país de origen como en el nuestro, lo que les permite comercializar a precios muy bajos, afectando de forma considerable a la industria nacional.

“Siendo el porcelanato de pasta blanca un producto que se elabora en condiciones muy rigurosas, se requiere un alto conocimiento técnico del proceso de fabricación, así como importantes inversiones en infraestructura y maquinaria  con tecnología de punta y acceso a materias primas de altas prestaciones”, acotó. Sus exhaustivos requerimientos de fabricación han llevado a diversas empresas locales a optar por la importación para así poder atender a la demanda del mercado.