“Salgado Rubianes, presiden congreso y comité de damas”… Por: Octavio Huachani Sánchez

0
172

Lima, 09 enero 2017 (peruinforma.com / escrito por: Octavio Huachani Sánchez).-

La confusa situación en torno a la anulación de la compra y/o entrega de las 980 computadoras adquiridas por el Congreso ha creado un clima de incertidumbre que está afectando a varias personas, incluyendo a la hermana de la presidenta del Congreso Luz Salgado Rubianes.

Veamos por qué.

Luego de descubrirse la comisión de una serie de irregularidades cometidas en la sospechosamente apresurada compra de las computadoras Salgado Rubianes salió al frente para asegurar que su gestión no ha estado involucrada en actos de corrupción. Sin embargo sendos informes de la OSCE y la Contraloría demostraron que se había pagado un sobre precio y que hubo un sospechoso  apresuramiento. Entonces Luz Salgado se vio obligada a anular la compra no sin antes despedir a Sergio Romero Loyola, encargado de Logística.

Sin embargo los proveedores, -Cómputo y Periférico y Grupo Coresol-, acaban de anunciar que de todas maneras entregarán las computadoras al Congreso en la fecha que estaba prevista en la orden de compra, es decir la primera quincena de enero. “La orden fue emitida dentro de los plazos legales y si acaso hubo irregularidades nosotros no tenemos nada que ver. Ese es un problema interno” dijeron.

Y este suspenso también afectará al Comité de Damas del Congreso que preside Cecilia Salgado Rubianes, hermana de la presidenta del Congreso, cuya actividad principal es el de promover el bienestar integral de los sectores más necesitados de la comunidad nacional.

Para cumplir con sus objetivos el Comité hace uso de los fondos provenientes de las cuotas ordinarias de sus integrantes, (la mayoría familiares o esposas de los congresistas), así como de las donaciones que provienen de instituciones públicas y privadas. Pero estas, son las menos. La mayor fuente de ingresos proviene de la venta de reciclaje en el Congreso.

Es decir, poniendo el caso de las computadoras, estás serían dadas de baja por la Oficina de Control Patrimonial y luego entregadas en calidad de donación al Comité de Damas del Congreso. Como se sabe por Ley las empresas del Estado están prohibidas enajenar sus bienes aun cuando estás caigan en desuso.

Lo curioso es que, una vez en poder de Comité de Damas, esta puede dispones de ellas, es decir regalar o vender, sin ningún tipo de control ni licitación.

Además, como en el caso de la visita al Hospital Apoyo Iquitos “Cesar Garayar García”, donde la presidenta del Comité de Damas del Congreso realizó un donativo de medicamentos y equipos médicos que servirán para atender a la población de escasos recursos económicos, Magda Cecilia Salgado Rubianes, viajó acompañada del comandante Manuel Pereyra Acosta, edecán de la Presidenta del Congreso.