Revocar o no revocar, he ahí el dilema… Octavio Huachani Sánchez

0
410

En medio de un gran despliegue de seguridad la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, se presentó ayer ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso para declarar en el marco de la investigación que se sigue al congresista de su partido, Héctor Becerril quien es investigado por presuntamente haber favorecido la elección de uno de los presidentes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

Según el consejero Baltazar Morales Parraguez, Becerril le pidió que respalde la candidatura de Julio Gutiérrez Pebe a la presidencia del Consejo Nacional de la Magistratura. Morales aseguró que Becerril hizo el pedido a nombre de la bancada fujimorista.

Esto fue negado rotundamente por la lideresa de Fuerza Popular durante la conferencia de prensa que ofreció en la sala de prensa del Congreso. “Fuerza Popular es ajena a este supuesto pedido”, dijo.

Asimismo Fujimori Higushi descartó que su bancada tenga la intención de vacar al Presidente Vizcarra tal como expresara a través de Twitter el ex mandatario Pedro Pablo Kuczynski. “Nadie de mi partido ha hablado sobre la posibilidad de vacar a Vizcarra y yo la descarto”, dijo Fujimori.

“Pero creo que el tema de fondo es que la población y las autoridades desean saber porque el partido de PPK contrató a José Cavassa, lo demás es solo un intento de distracción”, argumentó.

Sin embargo hay que señalar que pese a lo declarado por Fujimori Higushi, aún quedan dudas por despejar.

En primer lugar, parafraseando a la congresista Rosa Bartra (quien declaró que era poco creíble que PPK no supiera de la contratación de Cavassa), podríamos decir que también es poco creíble que el parlamentario Héctor Becerril actuara motu propprio y que además de intentar influir en el CNM, también se reuniera con el cuestionado juez César Hinostroza, sin que mediara una autorización de Keiko Fujimori.

Como se sabe ahora, el congresista fujimorista se reunió en mayo de este año con el juez Hinostroza, en la casa del empresario Antonio Camayo, en donde le prometió al cuestionado vocal supremo que le presentaría a la lideresa de su partido, Keiko Fujimori.

En el ínterin otro destacado parlamentario fujimorista, Miguel Torres, tuvo que admitir que también se había reunido con el cuestionado magistrado en la casa de Camayo.

Posteriormente a esas reuniones, en el mes de julio,  la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, que era presidida por César Hinostroza, resolvió el recurso de casación presentado por Keiko Fujimori, en la investigación que se le sigue por lavado de activos.

Si a este hecho le agregamos el apresuramiento de Daniel Salaverry para invitarlo al despacho presidencial del Congreso podremos tener un panorama más completo sobre el afán de acercamiento de los fujimoristas al aparato legal de nuestro país.

Al respecto el prestigioso diario El País señaló lo siguiente: “La hija del expresidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori cuyo partido Fuerza Popular controla el Congreso dijo el domingo que Chávarry “debe continuar al frente de la Fiscalía”. Para los analistas el fujimorismo apuesta por sostener el aparato que le ayude a evadir la justicia, concluye el diario español.

Vacar o no vacar…

A pesar de que Keiko Fujimori lo haya negado tres veces, lo cierto es que la percepción va en contrario: según la última encuesta de Datum de Ipsos, el 70% de la ciudadanía considera que Fuerza Popular sí tiene la intención de vacar a Vizcarra de su cargo, tal como lo buscó con Pedro Pablo Kuczynski. Esto a pesar de que varios voceros congresales del grupo fujimorista también lo han negado.

Sin embargo los hechos dicen más que las palabras. Hace pocos días, en una curiosa coincidencia, el ex presidente del Congreso, Luis Galarreta fue portada en tres diarios (Exitosa, Correo y Expreso). “El mandatario no es estadista, no quiere transformar a la Nación y aprovechar estos tres años para pasar a la historia”, “Martín Vizcarra perdió el rumbo”, fueron algunas de sus declaraciones.

Tampoco hay que perder de vista las intenciones non sanctas del  presidente de la Comisión de Fiscalización, el fujimorista Luis López Vilela quien sostuvo que el grupo de trabajo que preside viene evaluando la posibilidad de invitar al ex ministro de Economía Alfredo Thorne y a todos los presuntos implicados del Caso Chinchero incluyendo al mandatario Martín Vizcarra.

Esta aseveración provocó la inmediata respuesta del primer ministro César Villanueva: “Esa suerte de amenazas es inoportuna e impertinente. El presidente no puede ni debe ir a una comisión de esa naturaleza por un proceso que se investigó escrupulosamente y fue archivado”, respondió indignado el jefe del gabinete ministerial.

De otro lado, el inicio de una investigación contra el ex ministro de Economía, Alfredo Thorne, por el Caso Chinchero, propiciada por el cuestionado fiscal de la nación Pedro Chavarry, tendría como objetivo final al presidente Martín Vizcarra.

Al respecto la congresista de Peruanos por el Kambio, Mercedes Araoz criticó que el propio fiscal de la nación, Pedro Chávarry “intervenga” en las investigaciones que se llevan a cabo en el Ministerio Público al anunciarlas con anticipación.

“A todas luces resulta evidente que Chavarry apunta a Martín Vizcarra. No hay que ser un brujo para ver sus intenciones pero creo que se equivoca”, señaló la también segunda presidenta de la Nación.