Retiro de invitación a Venezuela para Cumbre de las Américas es firme

0
156

Canciller Néstor Popolizio dice que decisión no se está revisando

El ministro de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio, aseguró hoy que la decisión de retirarle la invitación a Venezuela para participar en la VIII Cumbre de las Américas, a realizarse en Lima, “es firme y no se está revisando”.

Al asumir formalmente sus funciones, indicó que la falta de elecciones libres en ese país niega la mínima noción de democracia y es un “impedimento insalvable para participar en el proceso de la Cumbre de las Américas”.

“Es una firme decisión que no se está revisando”, afirmó.

Precisó que la defensa de la democracia y el respeto de los derechos humanos ante todo tipo de amenazas son principios de la política exterior del Perú, una política de Estado y una obligación moral a la cual no renunciará.

Con base en ello, explicó, el Grupo de Lima y las acciones coordinadas en conjunto con la Organización de Estados Americanos (OEA) buscan una salida democrática a la grave crisis política y humanitaria que padece Venezuela.

“Por lo mismo no avalamos la decisión de su gobierno de imposibilitar elecciones libres y justas, que cuenten con legitimidad y credibilidad, hecho que niega la más mínima noción de democracia”, afirmó.

El pasado 15 de febrero, la Cancillería retiró la invitación al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para participar en la VIII Cumbre de las Américas, argumentando que, de acuerdo con la Declaración de Quebec, “cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático constituye un obstáculo insuperable para la participación en el proceso de Cumbres de las Américas”.

Durante su discurso, Popolizio apuntó que ha llegado la hora de asegurar la celebración de la VIII Cumbre de las Américas como un objetivo nacional.

Refirió que la sucesión constitucional de la Presidencia de la República mostró la solidez de la estructura democrática del Perú, aunque el desencadenamiento de la crisis política evidenció la fuerza corrosiva de la corrupción.

“Procuraremos que la Cumbre de las Américas genere una reacción concertada, firme y eficaz ante un flagelo que afecta a toda la región, apuntó.

La corrupción sistémica es, en su opinión, la nueva amenaza a la gobernabilidad democrática que el Gobierno está comprometido a enfrentar.

Sostuvo que el objetivo del encuentro de presidentes y jefes de Estado en la Cumbre de las Américas, a realizarse el 13 y 14 de abril, es adoptar medidas para afrontar con eficacia y visibilidad la corrupción e impunidad, mediante la cooperación internacional.

(Fuente: Andina)