Las regiones del norte y sur del Perú son las que tienen mejores condiciones para desarrollar proyectos de distribución de Gas Natural Licuado (GNL)

0
101

Compañía finlandesa apunta a desarrollar tecnologías y soluciones de negocios para los mercados de energía, minería y marítimo en nuestro país.

Wärtsilä Corporation, empresa global líder en tecnologías avanzadas y soluciones para los sectores energía y marino, realizó recientemente un importante workshop en Lima donde congregó a importantes líderes del sector energía con el objetivo de analizar la cadena de valor dinámico del Gas Natural Licuado (GNL) en el Perú.
Para esta ocasión llegó a Lima el expositor internacional Gonzalo Ramírez, Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä Corporation para toda América, quien manifestó que la compañía posee la capacidad de atender las necesidades de todos los rubros industriales que se desarrollan en el Perú, uno de los mercados a los que aspiran desarrollar con mayor interés es el sector minero.
Gonzalo Ramírez, Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä Corporation, aseveró que la industria minera en nuestro país es de particular interés para su compañía, pues es un sector que está creciendo mucho y que requerirá a futuro de soluciones como las que Wärtsilä ofrece en el mercado peruano. 
Asimismo, otro sector al que apuntan en el mercado peruano es el de la industria marina. “Es importante destacar que todas las flotas pesqueras son relevantes en el Perú y cuando establecemos nuestra oferta no necesariamente queremos al cliente más grande, lo que hacemos es buscar al cliente a quien le podamos añadir valor agregado”, afirmó.
En el caso del mercado peruano, el Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä Corporation para toda América sostiene que las regiones ubicadas en el norte y el sur del país son las que tienen mejores condiciones para la oferta de la compañía.
“Esas zonas del Perú nos interesan mucho, pues  son las regiones en las que hoy no existe suficiente suministro de gas, es decir, no todos los consumidores tienen acceso a ese recurso; de manera que allí podemos desarrollar proyectos de distribución de Gas Natural Licuado (GNL)”, destacó.

En cuanto al tipo de tecnología que ofrece a los distintos rubros industriales, Gonzalo Ramírez explicó que se trata de un mismo conjunto de técnicas como el que se usa con los grandes consumidores mineros. “Hablamos de un mismo tipo de tecnología de licuefacción para producir GNL y transportarlo de manera eficiente con cisternas especiales hasta lugares apartados donde se requiera el consumo de aquella fuente de energía”, aseveró.
Agrega que el GNL puede llegar a otro tipo de consumidores como las aplicaciones domésticas  y vehiculares, lo cual permitirá su uso masificado de este recurso energético.
DISTRIBUCIÓN DE GAS NATURAL
¿Pero cómo esperan llegar a los consumidores?, Gonzalo Ramírez, Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä Corporation para toda América, manifiesta que están empleando esquemas de distribución de mediana y pequeña escala del Gas Natural Licuado (GNL), ya que para ello usan camiones  alrededor del Perú.
“Creemos que habrá una limitante sobre hasta dónde se pueden transportar los camiones, pero estimo que pueden ser entre 600 y 700 kilómetros como radio de acción. Esa es el área en el que se podrá distribuir el Gas Natural Licuado (GNL) de manera competitiva a los diferentes consumidores del Perú, tanto doméstico como vehicular y para la generación eléctrica”, explica.
De otro lado, Gonzalo Ramírez, Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä Corporation para toda América, afirma que la demanda doméstica en el Perú está estancada por falta de capacidad de transporte y a esto se suman los problemas como la creación de más gasoductos.  
Según el Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä Corporation esta infraestructura es muy importante, pero requiere de una demanda previa que justifique la inversión. Por ello plantea crear un mercado a partir del transporte del Gas Natural Licuado (GNL) y lograr la demanda del público.
No obstante, en cuanto a inversiones en la región latinoamericana, manifiesta que Argentina es uno de los mercados que demuestra tener grandes posibilidades no solo en el Gas Natural Licuado (GNL), sino también en las centrales eléctricas.
Otra de las plazas que Wärtsilä ve con especial interés es El Caribe donde hay una gran capacidad de generación eléctrica instalada la cual desean convertir a gas natural por lo que tienen mucha actividad en el desarrollo  de terminales de importación de Gas Natural Licuado (GNL).
Finalmente, Gonzalo Ramírez, Gerente de Desarrollo de Negocios de Wärtsilä Corporation para toda América, dijo que los costos de inversión para el desarrollo de tecnología de distribución de gas en nuestro país dependerán del tamaño de la infraestructura que se quiera implementar.“Relativamente estamos hablamos de una inversión de entre US$ 20 a US$ 30 millones por una planta; aunque pueden llegar a US$ 150 millones. Pero el beneficio económico de estas inversiones se pueden ver a largo plazo”, dijo.