Rally Dakar 2018 salió del Perú dejando la valla alta en dunas y desierto

0
412

Vehículos fueron ovacionados por el público en su camino a la frontera

El Rally Dakar 2018 dejó nuestro país luego de cinco etapas donde las dunas y el desierto fueron los principales protagonistas, dejando, además, la valla bastante alta en cuanto a este tipo de terrenos, considerados los mejores del mundo para este tipo de competencia.

Los autos partieron desde tempranas horas desde el campamento de Arequipa, ubicada a cerca de cinco horas de Puno, para desarrollar una especial de 313 kilómetros, que se desarrolló en un terreno montañoso y con mucho barro por las lluvias que afectan esta zona del país.

Los competidores empezaron a arribar a Desagüadero, frontera con Bolivia, donde se registraban ante las autoridades peruanas y luego cruzaban el puente internacional que une a ambos países.

En la parte boliviana fueron recibidos por las autoridades de este país y una gran cantidad de público que vibraban con el paso de los vehículos, siendo la ovación más fuerte la recibida por los nueve corredores de esta nacional que aún se mantienen en competencia.

Una vez culminado el paso de los competidores y sus equipos de apoyo, esta carretera fue habilitada en la parte peruana, debido a que fue cerrada para permitir el libre tránsito de las motos, cuatrimotos, autos y camiones.

En Bolivia, el  Rally Dakar tendrá el día de descanso en la ciudad de La Paz, tiempo que le servirá a los pilotos y a sus mecánicos para poner sus vehículos a punto para lo que resta de la carrera.

Como se recuerda, este rally se corre por Perú, Bolivia y Argentina, habiendo sido, hasta el momento, nuestro país el que más problemas trajeron a los participantes.

(Juan Carlos Cruzado, enviado especial)

(Fuente: Andina)