Proeza médica: trasplante de hígado salva a paciente que le quedaban tres meses de vida

0
98

Trasplante de hígado salva a paciente al que le quedaban tres meses de vida. Foto:
Nunca antes en nuestro país se había presentado la opción de un trasplante hepático de alta complejidad, denominado así porque antes y durante la operación el paciente presentó complicaciones que exigieron a los médicos del Seguro Social de Salud (EsSalud) reconstruir las venas principales del hígado para salvarle la vida.

Este es el caso del joven piurano Pedro Gálvez, de 33 años, quien padecía de cirrosis hepática autoinmune más una severa hipertensión del sistema venal, una grave enfermedad que lo colocó como el primero en la lista de espera nacional para un trasplante de hígado.

De no someterse a esta operación, los médicos le habían pronosticado un 76% de probabilidades de morir en los próximos tres meses.

El jefe del Departamento de Trasplante del hospital G. Almenara, José Chaman Ortiz, explicó que previo al trasplante se realizaron los estudios médicos correspondientes que garantizan el debido planeamiento de la cirugía, hasta que, en plena operación quirúrgica, aparecieron las complicaciones.

Pedro Gálvez había presentado problemas de orden vascular que no solo ponían a prueba los conocimientos médicos de los galenos, sino que los forzaba a tomar decisiones inmediatas y oportunas. Estaba en juego una vida.

“Esta persona no solo tenía cirrosis hepática y severa hipertensión portal, sino que durante la operación confirmamos que tenía una trombosis venosa portal extensa, lo cual condicionó la obstrucción total del flujo sanguíneo hacia el hígado, fístulas venosas que originaban cortocircuitos, así como ateromatosis a nivel de la arteria hepática. En conclusión, estábamos frente a dos grandes problemas y una vida comprometida”, detalló el doctor.

Proeza médica

Acción decisiva

Finalmente, la acción oportuna fue decisiva para el éxito de esta operación. El doctor Chaman y su equipo médico decidieron reconstruir el flujo portal sanguíneo hacia el nuevo hígado del receptor.

“Fue una intervención sumamente delicada; es decir, se tuvo que reconstruir el flujo arterial hepático, lo cual significa un acto médico que se practica por primera vez en el país”, enfatizó el doctor.

Chaman Ortiz indicó que la operación, que duró más de 13 horas, contó con la participación de 25 profesionales de la salud de distintas especialidades, entre médicos, técnicos y personal asistencial.

Por su parte, el gerente de Procura y Trasplantes de Órganos de EsSalud, Carlos Carvallo Ñiquen, señaló que el operativo para traer los órganos de Puno se realizó luego de conversar con los parientes del donante, quienes, en un acto de solidaridad, decidieron donar los órganos de su familiar, un joven de 28 años diagnosticado con muerte cerebral tras sufrir un accidente vehicular.

Cabe resaltar que después de un mes de la operación, el paciente se recupera favorablemente y ya fue dado de alta.

(Fuente: Andina)