Primer centro pediátrico del país cumple 89 años de historia

0
139

300 mil pacientes se atienden al año en 45 especialidades pediátricas
Más de 20 millones de atenciones se han realizado desde 1929

Cuando la salud de un niño se quebranta o su vida está en peligro, lo primero que piensan los padres para calmar o curar los males de los más pequeños, es en el Hospital del Niño, el de la antigua avenida de la Magdalena, hoy avenida Brasil, que durante sus 89 años de historia ha atendido a más de 20 millones de pacientes del sector de mayor vulnerabilidad de la sociedad.

Desde 1929, son miles de historias que se escriben a diario en los diferentes consultorios, hospitalización, emergencia, sala de operaciones, laboratorio clínico entre otras áreas. Los registros médicos indican que más de 300 mil pacientes se atienden al año en las 45 sub especialidades pediátricas dándole los padres de familia la tranquilidad por la salud de sus pequeños, donde se recibe diariamente 1400 por consulta externa y 250 por emergencia, además contamos con 400 camas para hospitalización. El primer día que abrió sus puertas solo atendió a 7 niños.

Pero como se inicia toda esta historia. Un grupo de distinguidas damas de la Sociedad de Auxiliadora de la Infancia, encabezadas por la señora Juana Alarco de Danmert, tuvieron la idea de pedirle al presidente Augusto B. Leguía que construya un hospital exclusivamente para niños. El presidente del oncenio, hizo realidad ese proyecto financiándola en parte con la aplicación de un impuesto a las bebidas alcohólicas. Inaugurada la obra le puso el nombre de su difunta esposa, Julia Swayne Mariátegui de Leguía

El interés de los profesionales por mejorar la calidad de vida de los pacientes ha sido siempre uno de los objetivos de esta institución, con trabajo y dedicación han demostrado a través de los años que la salud de los niños es algo muy valioso porque ellos son y serán siempre el futuro del país. Este nosocomio ha estado presente y listo para responder cuando la población lo ha requerido, haciendo frente a enfermedades, epidemias, desastres naturales o cuando algún niño ha sido víctima de accidente.

La polio, el cólera, la gripe A H1N1, tosferina, VIH entre otras enfermedades de alto riesgo han amenazado la salud de los pequeños, ahí han estado siempre los especialistas del otrora Hospital del Niño. En la parte quirúrgica se han registrado hechos como la separación de siamesas, la extracción de un fierro en el ojo de un menor, cardiopatías de alta complejidad, (como fontán), extracción de tumores gigantes, microcirugías, entre miles de operaciones que registran los archivos de la sala de operaciones, genética, oftalmología y pediatría.

Durante el último terremoto que afectó el sur del país, en el 2007, atendió a 99 niños evacuados de las zonas afectadas, muchos de los casos fueron de gravedad, pero hubo uno que causó gran conmoción, fue el de Lucero Fajardo, una niña, que a sus cortos 11 años tuvo que soportar las inclemencias del movimiento sísmico, un bloque de pared le destrozó el rostro, pero, gracias a los especialistas de Cirugía de Cabeza, Cuello y Máxilo Facial no sólo le reconstruyeron la carita, sino que le salvaron la vida. Lucero lleva hoy una vida normal y goza de buena salud al lado de su esposo e hija, en la ciudad de Chincha, ella está muy agradecida de los médicos del INSN

Grandes partícipes del avance de la ciencia médica que día a día se forjaron para que el instituto sea el primer y mejor centro pediátrico del país; hombres y mujeres vestidos de blanco cumpliendo su compromiso con la sociedad peruana, grandes maestros de la pediatría hicieron que este nosocomio sea cada vez más grande, médicos como don Enrique León García, padre la pediatría peruana, Dra. Susi Roedenbeck Lindemann, fundadora del servicio de Neurología, Dr. Ernesto Velit Granda, del servicio de Endocrinología, Dra. Eva Klein de Genética, Dra. Angélica Corvacho Dr. Augusto Mispireta, fundador del servicio de Cardiología. Destacados investigadores como Dr. Roberto Shimabuku Dr. Félix Takami, Dr. Rito Zerpa, entre otros.

Un papel importante han desempeñado también las enfermeras, muchas de ellas egresadas de la Escuela de Enfermeras y Puericultoras que funcionó en este recinto hospitalario. Hoy más de 3 mil trabajadores ofrecen un trato humanitario de calidad y calidez a los miles de pacientes que llegan de todo el Perú, cubriendo de esta manera la atención del 70 por ciento de la población infantil, siendo los servicios más requeridos Traumatología, Endocrinología, Medicina Física y Rehabilitación, cardiología, Neumología, Otorrinolaringología, Nefrología, dermatología y odontología.

La confianza que depositan los padres de familia a nuestros profesionales es retribuida devolviéndoles la salud a sus hijos, porque la vida de un niño es lo más importante para nosotros, por eso que seguimos avanzando rumbo al centenario.