Presidente Vizcarra insiste en que fiscal de la Nación debe renunciar

0
400

“El Ministerio Público tiene que estar liderado por alguien que merezca respeto de dentro y de fuera”, refirió

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, reiteró hoy su pedido al Fiscal de la Nación (fiscal general), Pedro Chávarry, para que dimita por sus vínculos con una gran trama de corrupción en el seno de la judicatura.

“Tenemos a un Fiscal de la Nación que está seriamente cuestionado”, recordó Vizcarra durante una reunión con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), celebrada en el Palacio de Gobierno de Lima.

El mandatario volvió a criticar la idoneidad de Chávarry para seguir al frente de la Fiscalía después de que se revelaran conversaciones telefónicas en las que coordinaba reuniones con el exjuez César Hinostroza, el presunto cabecilla de la trama corrupta que actualmente está detenido en España.

“El Ministerio Público tiene que estar liderado por alguien que merezca respeto de dentro y de fuera”, apuntó Vizcarra, quien garantizó que el Ejecutivo no intervendrá en este tema.

El gobernante puso como ejemplo al expresidente del Poder Judicial Duberlí Rodríguez, quien dimitió tras aparecer también involucrado en el caso, aunque sin que se infiriera la comisión de delito alguno.

“No le estamos diciendo que haya cometido delitos. Lo que decimos es que debe dar un paso al costado por el bien de la institución, para que asuma un fiscal que los propios integrantes del Ministerio Público elijan”, remarcó.

No obstante, Vizcarra criticó que Chávarry se haya negado a declarar ante el fiscal contra el lavado de activos José Domingo Pérez, quien está a cargo de las investigaciones contra la líder opositora Keiko Fujimori, por ser su inferior, e indicó que las autoridades deben dar un ejemplo de transparencia.

En ese sentido, el mandatario manifestó su tranquilidad ante las amenazas proferidas por Chávarry de investigarlo por las denuncias presentadas en su contra durante su etapa como gobernador de la región sureña de Moquegua, unas acusaciones que aseguró se caen por su propio peso.

Vizcarra repitió que la permanencia de Chávarry como fiscal general “es un problema que hay que resolver” y apuntó al Congreso, donde el fujimorismo, que tiene mayoría absoluta, archivó un primer proceso para destituirlo, por lo que le pidió al parlamento estar a la altura con otras denuncias pendientes de votación.

De momento, Chávarry, muy cuestionado por su cercanía con Hinostroza, se mantiene en el cargo gracias a la junta de fiscales supremos, donde cuenta con tres votos a favor frente a dos en contra, que son el suyo propio y el de otros dos fiscales que aparecen también en los audios que destaparon este escándalo.

La trama, conocida como “Los cuellos blancos del puerto”, constituía una red de tráfico de influencias, favores y prevaricación de la que participaban altos magistrados, empresarios
y políticos.

Las conversaciones telefónicas interceptadas forman parte de la investigación de una fiscal que seguía los pasos de un grupo de narcotraficantes, cuyas llamadas por teléfono le terminaron llevando hasta este grupo de importantes jueces.

El escándalo provocó la destitución por completo del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), que luego fue desactivado, así como de gran parte de la Corte Superior de Justicia del Callao, incluido su presidente, Walter Ríos, quien ha sido encarcelado.

(Fuente: Andina)