Presentan proyecto de primer georadar desarrollado por completo en el Perú durante taller de lanzamiento

0
261

Investigadores del INICTEL-UNI, la Zona Arqueológica de Caral y la Universidad de Oklahoma trabajan para encontrar el cementerio perdido en la ciudadela de Caral.

El Instituto Nacional de Investigación y Capacitación de Telecomunicaciones de la Universidad Nacional de Ingeniería (INICTEL-UNI) se encuentra desarrollando un georadar que sería uno de los primeros en ser construido en su totalidad en el Perú, en conjunto con la Zona Arqueológica de Caral (ZAC) y la Centro de Investigación de Radares Avanzados de la Universidad de Oklahoma (ARRC). La presentación del proyecto, financiado por Cienciactiva del Concytec, fue realizada durante el Taller de Lanzamiento el lunes 16 de julio en la Sala A del INICTEL-UNI.

La finalidad de este proyecto es el brindar la construcción de un georadar íntegramente en el Perú, que generará un precedente en el desarrollo de este tipo de dispositivos, que normalmente se compran del extranjero a un costo elevado y están sujetos a las condiciones del fabricante. Además, será usada para intentar encontrar el cementerio perdido en la ciudadela de Caral y permitiría conocer cómo fueron las costumbres de esta importante civilización.

Esta investigación posee cuatro componentes principales: la creación del hardware del radar, que servirá como primer paso para posteriores desarrollos de radares; la modelización electromagnética de las ondas reflejadas en un terrero complejo como la zona arqueológica de Caral. El tercero es el procesamiento de las señales obtenidas para generar un patrón georreferenciado que se correlacionará con la presencia de objetos de diferentes formas en el subsuelo; y el cuarto es el trabajo de campo y la recolección de datos.

Participaron del taller de lanzamiento: Ing. José Oliden Martínez, Director Ejecutivo del INICTEL-UNI; Dra. Ruth Shady Solís, Directora de la Zona Arqueológica de Caral; Dr. Mark Clemente Arenas del INICTEL-UNI e investigador principal del proyecto; Lic. David Palomino Olivos del ZAC, co-investigador del proyecto; y Dr. Jorge Salazar Cerreño del ARRC, también co-investigador del proyecto.

Los tres investigadores presentaron a las instituciones de donde provienen, su aporte a la sociedad y explicaron la manera en la que participarán en esta investigación multidisciplinaria. El Dr. Mark Clemente definió la problemática: encontrar el cementerio de Caral, mencionó la hipótesis que manejan para la evaluación de perfiles de subsuelos entre 15 a 20 metros, la metodología y experiencia previa con la que cuentan y los resultados del INICTEL-UNI.

El Lic. David Palomino comentó los casos donde se han ejecutado la aplicación del georadar en el Perú y en otros países, explicó cómo sería su participación en el cuarto componente del proyecto (trabajo de campo) en el rubro de la arqueología y mostró las áreas proyectadas para el georadar en el asentamiento de Áspero.

Además, el Dr. Jorge Salazar informó sobre la realidad de Estados Unidos con respecto al uso de radares, la experiencia en este tipo de desarrollos con los que cuenta la Universidad de Oklahoma y realizó una comparación entre las imágenes emitidas por satélites y estos, obteniendo como resultado que los radares se encuentran más cerca al suelo y la resolución de imágenes son superiores y obtienen resultados de manera rápida y a un menor costo.

Finalmente, el Dr. Jorge Alva Hurtado, Rector de la Universidad Nacional de Ingeniería, saludó el reto asumido por las tres instituciones que participan de esta investigación que resulta pionera en su tipo y felicitó a todos los miembros del equipo.